Categorías
Eventos Redes Sociales

Santander Social Weekend 2018: mis conclusiones

Acaba de celebrarse en Santander la VI Edición del Santander Social Weekend (#SSW2018), uno de los eventos más importantes en el Norte de España sobre el mundo digital y la transformación social que estamos viviendo.

Para mí, es una de mis citas inexcusables cada año, por un doble motivo: por la necesidad de actualización permanente que tenemos los que nos dedicamos al Social Media y Marketing Digital y, por otro lado, por el networking, para mantener el contacto con otros profesionales de Cantabria, además de poder interactuar en persona con los ponentes, muchos de ellos ya viejos conocidos en el mundo digital.

Santander Social Weekend 2018
Santander Social Weekend 2018

No hace falta decir que toda excusa es buena para volver unos días a Santander, disfrutar brevemente de su gastronomía y sus paisajes, ver amanecer desde la playa del Sardinero, y tener además la oportunidad de ejercer de anfitrión de nuestros visitantes (no olvideis que soy formalmente Embajador Voluntario de Santander), aunque dado lo apretado del programa no nos quede ya tiempo para visitar a amigos y familiares.

P_20180218_081453_vHDR_On-01
Amanecer del 17-feb-18 en la 1ª playa del Sardinero

Una vez más, y al igual que en las últimas 4 ediciones, Santander Social Weekend se celebró en el Hotel Santemar, a orillas de la playa del Sardinero, uno de los mejores hoteles de la ciudad y probablemente el que mejor puede dar cabida a este evento, por la disposición de sus salas, por todos sus servicios y sobre todo por la hospitalidad de su personal. Por algo El Diario Montañés, que es quien lo organiza, sigue confiando en su eficiente equipo.

MIS CONCLUSIONES

Una vez pasado el evento, es hora de sacar conclusiones y hacer un resumen muy personal de lo más destacable (para mí) del Santander Social Weekend 2018:

– Está claro que este es un evento muy importante, en tanto que cuenta con respaldo institucional del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria, con presencia institucional ya habitual en su apertura cada año, además de sus patrocinadores, entre los cuales destaca CESINE, universidad privada de Santander.

– Lo bueno de que el organizador del evento sea un periódico «con sensibilidad digital» es que luego queda una crónica muy completa de casi cada ponencia en su web. Tanto si has asistido como si no, puedes encontrar mucha información interesante en la sección correspondiente al Santander Social Weekend 2018. Cabe destacar también la recopilación de tuits en su web, al estilo de Storify.

– El contenido, en este caso las ponencias, es el rey. Todas y cada una de ellas nos aportan algo: un punto de vista diferente de algo que ya conocíamos, tips y trucos para mejorar nuestras habilidades digitales, actualización de conocimientos, perfeccionamiento, descubrimiento de nuevas áreas digitales desconocidas (en mi caso, los eSports), nuevas tendencias, o incluso (en el peor de los casos) cómo no presentar una ponencia (no diré cuál, pero hubo una que era claramente mejorable).

– Una adecuada selección de ponentes. En Santander Social Weekend, como en todo evento relacionado con el Marketing Digital y lo que le rodea, es fácil encontrar alguna cara conocida entre los ponentes, máxime cuando uno ya lleva 9 años en este mundillo. A algunos ya los conocía en persona o a través de las redes, y otros en cambio han sido todo un descubrimiento. En esta edición, merece la pena destacar que había mayoría de mujeres entre los ponentes, todo un acierto en un momento como el actual en el que reivindicamos la igualdad real de derechos entre hombres y mujeres. También cabe mencionar que este año contábamos con más cántabros entre los ponentes que en otras ediciones, lo cual confirma la buena salud digital de nuestra comunidad.

Ponentes de Santander Social Weekend 2018
Ponentes de Santander Social Weekend 2018

– Un buen debate sobre un tema de actualidad, como el que se mantuvo sobre «Fake News y la importancia del periodismo«, es perfecto para finalizar la jornada del sábado 17. Todo ello conducido por una buena selección de periodistas expertos en el tema, hizo las delicias de quienes seguimos la charla, hasta que tuvieron que desalojarnos del salón. No, no es que hubiéramos secuestrado al director del hotel, es que esa noche celebraban una cena de San Valentín en el mismo salón en que estábamos instalados. Aquí podéis ver el video que grabé con el debate completo.

Equipo A de las redes sociales en Cantabria
Parte del Equipo A de las redes sociales en Cantabria

– El networking. Si hay algo que justifica por encima de todo asistir a un evento, es la posibilidad de charlar en persona con ponentes y asistentes, en torno a un café, a unas cervezas, a a unas copas, que son unos excelentes lubricantes sociales. De hecho, gracias a la primera edición, pudimos conectar personalmente entre todos los que en Cantabria (y alrededores) nos dedicamos al marketing digital, creando un auténtico «equipo A» de las redes sociales.

En esta edición, la única pega que puedo poner al evento (y así se lo comento también a la organización en la encuesta de calidad) es la falta de espacios y tiempos para facilitar el contacto entre asistentes, ponentes, organizadores, y demás amistades, que quedan limitadas a la comida de networking del sábado (en la que por cierto echamos de menos a algunos ponentes). El viernes habría estado perfecto acabar con unas cañas en algún local cercano (o en el propio hotel), aunque algunos ya lo hicimos por nuestra cuenta en el bar de enfrente en «petit comité». El sábado, día maratoniano, habría encajado muy bien alguna pausa a mitad de la mañana y/o al final de la tarde, patrocinada por alguna marca de cervezas, por ejemplo.

– Hemos echado a faltar la foto de grupo, que se venía haciendo cada año para solaz y regocijo de nuestras madres, que así nos podrían ver en el periódico de vez en cuando. No obstante, en su lugar, hemos hecho muchos selfies y fotos de microgrupos, aparte del completo fotoreportaje que El Diario Montañés nos muestra en su web, en el cual puedo constatar que sentarme en la primera fila, aunque me facilita un buen punto de vista del escenario, tiene una desventaja, y es que mi incipiente coronilla se ve reflejada en no pocas fotos.

Asistentes al Taller de Linkedin con Inge Saez
Asistentes al Taller de Linkedin con Inge Saez

Por último, y no por ello menos importante, me llevo como casi todos los años buenas sensaciones y muy buenas amistades. No puedo dejar de mencionar a los ponentes Marta Soler y Miguel Pascual (CEOs de Interdigital.es), Inge Sáez, y Ana Belén Leiño, además de nuestro reincidente Lisandro Caravaca con quienes profundizamos en lo que puede ser el comienzo de una hermosa amistad (como dijo Bogart al final de Casablanca). Lo que las redes han unido, que no lo separen los trolls.

¿He dicho trolls? No me acordaba, pero existen, incluso los tenemos en Santander Social Weekend. Aunque, como diría Loquillo, son pocos y cobardes y, en la red como en la vida real, solo ofende quien puede y no quien quiere, así que no vamos a darles publicidad (como se suele decir: Don’t feed the troll). Este evento está ya más que consolidado, y goza de muy buena salud y reputación.

Nos vemos, sin duda, en la próxima edición del SSW en Santander.

4 respuestas a «Santander Social Weekend 2018: mis conclusiones»

Gracias, María José! Voy a pocos eventos actualmente, pero coincidiremos seguro, o si no, delante de un par de cafés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *