Categorías
Comunicación política Redes Sociales

Políticos 0.2 en campaña 2.0, confundiendo cantidad con calidad

A punto de terminar la campaña electoral, es el momento adecuado para hacer balance de cómo nuestros políticos (y/o sus asesores) han venido gestionando las herramientas sociales 2.0.

La conclusión es bien sencilla: MAL. En su mayoría, no entienden la filosofía 2.0, no conocen ni entienden las herramientas, que utilizan como canales de comunicación tradicionales, es decir, unidireccionales. ¿Por qué? ¿acaso no tienen asesores expertos en el tema, o es que no les hacen caso?

Aunque la participación de los políticos españoles en las redes sociales ha experimentado una «gran evolución» para transmitir la idea de diálogo con los ciudadanos (aunque solo sea como “imagen”), el uso de estas herramientas por parte de los candidatos socialista y popular está más enfocado a reproducir sus ideas, unidireccionalmente, como un mero altavoz (ver Expansión).

Esa es una de las conclusiones que se desprenden del «Estudio sobre políticos 2.0«, elaborado por la agencia Ketchum Pleon . «Tú háblame de lo que quieras que yo te contesto lo que me dé la gana» es una frase que, según la directora de Ketchum Digital, Ludi García, podría resumir la actividad en las redes sociales de Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy.

OTRAS OPINIONES:

Gaby Castellanos: Los politicos siguen haciendo en online lo mismo que hacen en offline. Intentan hacer una especie de mitin online donde ellos hablan, y no escuchan a nadie. Les importa la masa y les da igual si su sentimiento es positivo o negativo mientras abulte en un Treding Topic/Mitin.

Los partidos politicos no tienen ni idea de Social Media y Redes Sociales. No saben usar ni Twitter ni Facebook para lo que sirven. Y ademas se quieren aprovechar de ellos, cuando les conviene.

Está claro que de verdad ninguno de los candidatos ha sabido ni entender el medio, ni aprovechar la potencia, ni aportar valor, y mucho menos sacarle provecho. Y si eso lo extrapolamos a la vida offline, seguimos entendiendo que no escuchan a la audiencia y tampoco se interesan por saber lo que necesita.

Creo que al igual que en Social Media, no se es mejor que la competencia siendo un TT o teniendo un batallón de perfiles (fakes o no) atacando al contrario, se gana en SM teniendo una comunidad fidelizada, que cree en tu producto, en tu marca, en ti. Y nosotros en estos momentos, ni somos fieles (a nivel general) ni estamos fidelizados, no creemos en quienes tienen la posibilidad de ganar, y hacemos pagar a otros no votando.

Ojala mañana no gane ningún partido, y que gane España. Que no es otra cosa que los heterosexuales, los parados, los homosexuales, los trabajadores, los empresarios, los mayores, los pequeños, los hombres, las mujeres, los transexuales y todos aquellos que hemos venido a trabajar por este pais, porque es el pais de las oportunidades.

Y sobre el Social Media, creo que ya es más que claro que es puro sentimiento, pura emoción, y los corazones no se ganan con mítines políticos, ni conversaciones unidireccionales y mucho menos, haciendo TT.

María Tejero: #20N: los candidatos suspenden en #Twitter

Es cierto que desde fuera siempre se ven los errores mejor que desde dentro, y supongo (o espero) que habrán hecho un profundo análisis antes de elaborar su estrategia de Social Media, pero hay principios que hasta un estudiante del curso de Community Manager de Fanta sabe y que ellos están ignorando… En conclusión, todos los candidatos han suspendido en alguno/s de estos puntos básicos y lo peor de todo es que se habrán dejado un dineral para eso… Tengo curiosidad por saber qué van a hacer con estas cuentas una vez que pasen las elecciones, ya que recordemos que un político debe acordarse y conversar con los ciudadanos durante todo el año, y no solo durante la campaña electoral.

Liliana Gómez: ¿Para qué le sirven los medios sociales a los políticos?

Esta es la pregunta que se hacen infinidad de candidatos y que también nos hacemos los seguidores que escribimos a sus cuentas sin tener respuesta y sin ser seguidos, que además recibimos información como si se tratara de un boletín de prensa o un folleto de propaganda. Pienso que muchos políticos y aún muchos asesores en comunicación todavía piensan que hay que estar en los medios sociales por estar, como una moda o porque los otros están y se les olvida que esta es una herramienta para llegar a una parte de la población que es activa, participativa y que sabe que trabajando en red se puede construir y también llegar a la agenda de los medios tradicionales que en últimas permite que un tema llegue a la opinión pública. Entonces, ¿por qué los políticos siguen sin saber qué hacer con medios sociales como twitter o blogs?  La respuesta es falta de conocimiento o una asesoría inadecuada en el tema de la creación de redes, de la necesidad de bases de datos y de la necesidad de segmentar la información.

Elena Barrios: ¿Se hablarán algún día nuestros políticos por las redes sociales?

Me parece que de momento no, o al menos aún no lo hemos visto en esta campaña electoral. Nuestros políticos, o mejor dicho los candidatos de los dos grandes partidos, aún no se han dirigido la palabra entre ellos dentro de las redes sociales. ¿Y para qué?, se preguntarán muchos. Pues para lo mismo que para lo que han venido a las redes: para que les veamos todos… Pero hoy han estado a punto de hacerlo en otra red. Ha sido en Google+.

Gema Díaz PalomarReflexiones sobre la Comunicación Política: III Jornada de Comunicación Corporativa 2.0 de la Universidad Carlos III de Madrid

Menos mal que en la red surgen iniciativas mucho más divertidas que las lanzadas por las maquinarias electorales de los partidos, como la pelea interactiva entre Rajoy y Rubalcaba, en la que todos los ciudadanos podemos participar: Alfredo ‘Zapatobomba’ contra Mariano ‘Pulpogallego’

SUGERENCIAS PARA POLÍTICOS 0.2:

– Agencia 101: Los 10 mandamientos para hacer una buena campaña electoral 2.0. El estudio de 101 “¿Cómo hacer una buena campaña electoral 2.0?” revela que los partidos han pasado del patrullaje callejero, megáfono en mano, y de las grandes plazas taurinas al altavoz social de las redes, convirtiendo Twitter en el centro del mitin electoral por su inmediatez y capacidad para condensar mensajes clave en pocas palabras.

– Pedro Rojas (Senior Manager) es más drástico, recomienda a los políticos tuiteros que se hagan un “harakiri” digital en su Manual de twitter para políticos que ya están en twitter: “Viendo cómo los políticos no terminan de entender la cultura 2.0, ni las ventajas de esta extraordinaria herramienta, y viendo cómo aún siguen intentando “meternos” la misma forma de hacer política de siempre, parece que la única solución es que se queden afuera de Twitter, y otras herramientas 2.0, hasta que aprendan que el social media no es una vía más para hacer propaganda electoral.”

Categorías
Comunicación política Redes Sociales Twitter

#UOCMeet: La comunicación política y las TIC. Campañas políticas 2.0

Ayer tuve ocasión de ser invitado a asistir a un debate sobre “La comunicación política y las TIC”, organizado por UOC Alumni, con la participación de los consultores políticos Toni Aira (@toniaira) y Xavier Peytibi (@xpeytibi).

Se trataba de compartir opiniones respecto a lo que pueden aportar las TIC en el proceso comunicativo en política: cómo se integran las redes sociales en las estrategias de comunicación de los partidos, cómo estas propias redes remueven el concepto mismo de participación política, cómo las TIC pueden influir en la actividad política y la percepción que se tiene desde la sociedad.

El debate arrancó con una conclusión, compartida con los asistentes y con la mayoría de analistas: los candidatos sólo miran cifras, TT, seguidores, etc.; se empeñan en primar la cantidad por encima de la calidad de fans en las redes.

Todos recordamos las declaraciones de unos y otros políticos, jactándose de haber alcanzado Trending Topics con el nombre de su partido, de su candidato, o de su lema de campaña (Ver Expansión: Cuando el ‘trending topic’ es la nueva encuesta electoral). En lugar de esto, deberían interesarse en quién habla bien de ellos; en cómo conseguir que la gente interactúe, aportando contenido interesante, innovador; y en hacer campañas, no limitarse a distribuir contenidos.

Las campañas online deberían haberse planteado estos objetivos:

  1. Difusión de lo que se hace/dice.
  2. A partir de lo que se interactúe con la gente, aportando contenidos, se activan para hacer campaña por los candidatos desde su casa, en su entorno, con el boca-oreja.
  3. VRM (Vote Relation Management) System: gestionando bien las bases de datos de simpatizantes, con encuestas, recogida de ideas y de datos (e-mail y Cod. Postal).
  4. (Sólo en USA): Foundraising, es decir, financiación de campaña.

En general, los ponentes estiman que una campaña en internet no da votos (sería una condición necesaria pero no suficiente), pero sí que:

  • Recupera antiguos votantes.
  • Desactiva votantes indecisos de otros partidos.
  • Aprovecha la creatividad de los simpatizantes.

En cuanto a las herramientas 2.0 en España, se considera que lo que realmente sí está funcionando es la “guerra de videos”; en este sentido, cabe destacar la labor del equipo del PP, que es capaz de lanzar en 48h. una réplica en respuesta a los videos del PSOE, y con un mensaje en positivo (Antoni Gutiérrez-Rubí: Videos de respuesta rápida).

Si bien en los últimos años las campañas digitales se venían centrando en los blogs (y videoblogs) y después en Facebook, ahora la herramienta favorita es Twitter, auténtica revelación en estas elecciones, aunque como ya se ha dicho, mal empleada como mero transmisor de información, y absolutamente incomprendida por los equipos de campaña. Estos últimos días, se han producido diversas anécdotas al respecto, como por ejemplo:

  • Caso #FreeNaniano
  • Caso #Prostituit
  • Caso #PuntosRubalcaba
  • Evolución del avatar de @ConRubalcaba, que pasó de ser un logo, a un código QR, y finalmente la cara del candidato.
  • Ni Rubalcaba ni Rajoy se libraron de tener falsos perfiles (fakes).
  • Twittervista a Rubalcaba, que no era tal, sino una entrevista realizada a través de twitter y contestada convencionalmente. En definitiva, una mera pose para aparentar modernidad, y lograr un buen titular con una buena foto. Se le formularon 2.400 preguntas por Twitter, de las que respondió verbalmente 69 en 45 minutos, moderadas por Antoni Gutiérrez-Rubí, en la redacción de EL PAÍS.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=3fJL8pNjHQc]

En general, nuestros políticos están habituados a adaptarse a los medios de comunicación, que son los auténticos (y habituales) transmisores de la información a los ciudadanos. El propio Rubalcaba, reconocido como hábil comunicador, fue quien en el congreso del PSOE del 2000 le dio un consejo a Zapatero, que éste ha aplicado a la perfección: “No digas nunca ante la prensa una frase que no quepa en un titular”. Y así lo hizo.

Estamos en una democracia “catódica”, en la que es la política quien se adapta al medio (que ahora es la TV) y no al revés. Es por eso que los políticos se han entrenado para lanzar mensajes cortos, directos, personalizados, que afecten a las emociones, y sobre todo, que quepan en un titular.

“Olvidamos lo que dijeron, incluso lo que hicieron, pero nunca olvidamos lo que nos hicieron sentir” (by Yuri Morejón).

La conclusión final del debate es que la filosofía de la web 2.0, que se resume en dos conceptos: diálogo y compartir, no se está aplicando desde los partidos políticos. Algunos políticos, individualmente, y algunos partidos sí lo están haciendo, pero no son los que ganan las elecciones (Como Reagrupament, o Ciutadans). Por otro lado, los partidos grandes se “barnizan” con ciertos guiños hacia movimientos sociales como el 15-M, pero que en realidad son solo pose, no acaban de comprender lo que está pasando, y corren el riesgo de distanciarse cada vez más de la ciudadanía.

Categorías
Comunicación política Redes Sociales SENTIDO COMUN Twitter

¿Campaña electoral 2.0, o 0.2? errores social media de la precampaña

Ahora que ya se ha iniciado la campaña electoral, podemos hacer una pequeña síntesis de lo que, desde el punto de vista de Social Media, hemos observado en la precampaña 2.0. Los partidos han estado calentando motores, haciendo experimentos en Social Media, con resultados en general poco afortunados.

Quienes nos movemos en el mundo de las redes sociales hace años, hemos venido desmenuzando las incursiones realizadas por los partidos que concurren a la próxima cita electoral, desde un punto de vista comunicativo. En este sentido, se han publicado interesantes posts, y se ha debatido, especialmente en twitter (ver #politica2cero), sobre las «cagadas 2.0» de los Community Managers de nuestros políticos. Y hemos llegado a una conclusión generalmente aceptada: la inmensa mayoría de los políticos españoles (salvo honrosas y destacadas excepciones) y de sus C.M. NO han entendido aún los valores 2.0, la filosofía que subyace en las redes sociales, ya que vienen utilizándolas como un canal de comunicación unidireccional más, como mucho podría decirse que las gestionan con un estilo «0.2». En definitiva, están entrando en las redes sociales como «elefantes en cacharrería».

Quizás la culpa sea del sectarismo que rodea a la «clase política», o más bien debería decir «casta», que prefiere contratar a gente de «los suyos», quizás expertos en marketing político, formados en técnicas políticas en Harvard o en Washington, pero inexpertos en redes sociales y Web 2.0.

A estas alturas, con la campaña electoral ya iniciada, no es de descartar que haya cambios en la estrategia 2.0 (y en quienes la dirigen) en algunos partidos (atención, aprendices de brujo). Si el cambio es acertado, lo notaremos pronto, pero no influirá en las elecciones: el sentido del voto ya está decidido en la inmensa mayoría de los votantes. Una labor bien hecha en redes sociales necesita al menos 6 meses para empezar a obtener resultados, no los 13 días que nos quedan de campaña. En todo caso, no sirven planteamientos cortoplacistas, sino a largo plazo, con tiempo para relacionarse con los ciudadanos como uno más, no desde su pedestal, sino como uno más, utilizando las herramientas que facilitan esa accesibilidad y conexión real, entre las cuales hay una que predomina: el sentido común, o lo que yo llamo 2dedosdefrente.o.

A raíz de una conversación con algunos tuiteros ilustres, anoche mientras no veíamos «La Noria», pude descubrir un magnífico post de Samanta Koziner, que recopila los principales ejemplos de «Social Mierda» de esta campaña, y en el que no podemos obviar el comentario de Inma Ferragud, a partir de los cuales me hago una serie de  reflexiones, que creo compartimos muchos:

– Que el C.M. de Mariano Rajoy no tuviera twitter (hasta hace una semana), ni supiera usarlo, ni leyera los tuits de su ponencia #fuegosenlared, explica el grado de desconocimiento que tiene de las redes sociales (y así se nota).

– Que la susceptibilidad y el sectarismo se dan más fácil entre quienes no entienden que en las redes sociales se dialoga, se comparte, y se opina libremente.

La falta de comprensión de nuestros políticos hacia las redes, nos han proporcionado material suficiente a los blogueros para escribir unos cuantos posts. Aquí tenéis una selección sobre las «cagadas 2.0» más famosas:

Mariano Rajoy en twitter: aciertos y fallos

Políticos en Redes Sociales: como elefantes en cacharrería, por María Rosa Díez

#ProstiTuit perverso, por Manolo Recio.

El PP y las redes sociales: ¿matrimonio de conveniencia, o prosti-tuit-ción?

El #prostituit, por Juanjo Ibáñez

Activistas autónomos y autómatas, de Antoni Gutiérrez-Rubí.

Precalentamiento 2.0 en la campaña electoral: @ConRubalcaba vs @GonzalezPons

Políticos en Twitter: así no, por favor., por Elena Barrios (@ElenaBarrios).

Partidos políticos y frivolidades 2.0, por José Luis Orihuela (@jlori)

Dime cómo tuiteas y te diré como piensas… si lo haces! #prostituit, por Elena Barrios.

–  Nuestros políticos en la red: Del #prostituit a #puntosRubalcaba

De Rubalcaba, Rajoy y Community Managers

Los hashtags son como las armas: los carga el diablo…, por Elena Barrios (@ElenaBarrios).

La nueva moda en twitter es disfrazarse de Rajoy por Halloween: caso #avatarmariano

«Ya somos Trending Topic, y ahora qué», por Juanjo Ibáñez.

En este último, expresa Juanjo Ibáñez: «Si hace unas semanas afirmaba que estar en Twitter no es hacer Gobierno Abierto, hoy quiero decir que ser trending topic no implica lograr ningún éxito si la estrategia para lograrlo no conduce nada más que a su obtención». «Proponerse como meta ese objetivo, nada más, denota no entender la esencia de las redes sociales y minusvalorar su valor como canal de comunicación política e instrumento en la gestión pública. Un Trending Topic logrado de ese modo supone trasladar a los canales 2.0 las conductas de comportamiento del off line».

 César Calderón en su blog ha dicho sobre el inicio de la campaña electoral que: “A pesar de esto, no estamos ante una campaña 2.0, los partidos mantienen su miedo a internet – cosa en cierto modo comprensible con la que está cayendo- y han decidido entrar en la red con el freno de mano puesto.”

Ayer mismo, «durante un reportaje emitido por Informe Semanal sobre la campaña y el papel que jugarán las redes sociales en ella, la voz autorizada por el PP para hablar sobre este asunto era Esteban González Pons, una persona que desde que apareciera por Twitter ha demostrado un profundo desconocimiento del uso de esta herramienta como vehículo de comunicación política. Pons dijo que “Las redes sociales no van a determinar quién va a ganar o no estas elecciones. Pero el que quiera ganarlas ha de estar en las redes sociales“. Señor Pons, si realmente es eso lo que usted y su partido piensan, están perdiendo el tiempo y nos los están haciendo perder a los que esperamos que las redes no se usen con un fin electoralista sino para promover los cambios que, por otra parte la sociedad demanda a voces en muchos foros.

Las redes no sirven para ganar elecciones. Tampoco para ver cuántos TT se es capaz de conseguir. Sirven para conversar, para compartir, para hacer más transparente la política. En suma, para todo aquello que aún no ha aparecido en nuestro país salvo en contadas, muy contadas ocasiones.»

Señores políticos, están ustedes en el 0.2 de las redes sociales. Empiecen ustedes por escuchar, comprender, conversar, extraer conclusiones, más conversar, implantar mejoras, conversar, transmitirlas, y finalmente la comunicación fluirá por sí sola.

Categorías
Comunicación política Política 2.0

Sobre slogans de campaña: ¿nos centramos o nos radicalizamos?

«Súmate al cambio» vs «Pelea por lo que quieres»

Según el diccionario de la R.A.E., la definición de eslogan es «Fórmula breve y original, utilizada para publicidad, propaganda política, etc». Por tanto, sirve para resumir o concentrar las ideas o el programa de un partido político, y servirá de base en la campaña electoral.

Ya conocemos los eslogans de campaña de los dos partidos mayoritarios, que denotan dos estrategias claramente diferenciadas: una en positivo, y otra en negativo; una inclusiva, y la otra excluyente; y ambas inspiradas en campañas anteriores, suyas y de otros partidos. Pero no sabremos cuál de las dos estrategias resultará la acertada, hasta el 20N por la noche.

Como ya venimos comprobando, la originalidad brilla por su ausencia en esta campaña, y lo único que podría aportarnos alguna novedad en las formas, las redes sociales, no se está aprovechando como debería hacerse, porque ni los políticos (ni sus asesores 2.0) las entienden.

No obstante, en una situación como la actual, es muy probable que quien gane las elecciones no sea por su uso de las redes sociales, ni por un deslumbrante eslogan, ni por un completo programa electoral (que nadie lee). Será por muchos otros factores, entre ellos la crisis (que ya influyó en las pasadas municipales).

De entre los análisis que aparecen hoy en los medios, coincido especialmente con algunos de ellos, de entre los que destaco (y reproduzco) los siguientes:

Iñaki Ezkerra, en La Razón: Centro y medio

El centro es la clave de la campaña del PP para las elecciones del 20-N y ello es, sin duda, un acierto. Si el PSOE ha sacado lo peor de la Transición en las dos últimas legislaturas, lo que necesita España es un Gobierno que resucite lo mejor de aquella época. Lo mejor es la libertad sin ira que lleva implícito el antisectario e integrador lema de «Súmate al cambio» que ayer presentó Ana Mato y que no excluye a nadie ni nos pone enfrente de nadie. La mejor respuesta a la tensión y a la bronca del «Pelea por lo que quieres» que se han sacado del hígado los socialistas es lo que dice el famoso vídeo del partido de Rajoy: «Este país no está para peleas».

En la pelea, en la tensión zapateril, está Rubalcaba, que en realidad es el que la inventó y que ahora ha pasado de poner cara de peluche a decir que el PP no quiere la paz, cuando la respuesta de Rajoy y Basagoiti al comunicado de ETA ha sido de lo más templada, equilibrada y sensata. Si no queremos que ETA gane «su guerra», no le hagamos la campaña en «nuestras elecciones». Si no queremos que consigan negociando lo que no consiguieron matando, tenemos la solución en las urnas. Porque en la pelea están también Bildu y el PNV que, con palabras de un inolvidable personaje novelesco de mi paisano Jesús Amilibia, nos quieren meter con calzador en menos de un mes «una Euskadi comunista e independiente, verde y limpia, aldeana y jotera, aizkolari y pelotari». La campaña de los populares saca a ETA de la campaña. Y saca también fuera de ella la pelea. Es políticamente centrista y se centra en la crisis. Si no querían centro, aquí tienen centro y medio.

Alberto Mendoza, en El Confidencial: ¿Vuelve el doberman? El PSOE diseña una campaña negativa de ataque al PP

Los ladridos del dóberman pueden volverse a escuchar en la carrera del 20-N. El PSOE ha diseñado una campaña electoral negativa y de ataque al PP con el objetivo de despertar al electorado durmiente de la izquierda. Se trata del último recurso de Alfredo Pérez Rubalcaba para recortar distancias con Mariano Rajoy, pero la apuesta no deja de ser arriesgada, ya que puede desencadenar un efecto bumerán y, además, los populares están decididos a no contribuir a la confrontación. El video presentado ayer por los socialistas en defensa de la escuela pública es el primer capítulo de una estrategia que Ferraz ya aplicó con éxito en 1993 y 1996. ¿Funcionará en 2011?

Desde hace algunas semanas, el PSOE ha basado su campaña en denunciar los recortes del PP, tanto los que aplica en las comunidades autónomas, como los que hipotéticamente llevaría a cabo Rajoy en caso de llegar a la Moncloa. Para activar los resortes del miedo a la derecha, desde Ferraz se ha elaborado un mapa de los tijeretazos de los gobiernos autonómicos populares; Rubalcaba advierte constantemente del peligro de una victoria conservadora; y se han lanzado varios videos llamando a pelear por los servicios públicos.

Tras el spot amable en el que el PSOE se identificaba con el instinto maternal de una leona, los socialistas han endurecido el tono con su último video sobre la educación pública, protagonizado por un niño remilgado de escuela privada y su criada. Se espera que Ferraz suba el volumen conforme avanza la campaña en un in crescendo que movilice a sus bases desencantadas con el miedo al PP. En el equipo de campaña de Rubalcaba se sostiene que la estrategia ya ha dado sus frutos, según revelan sus estudios cualitativos con grupos de discusión, donde comprueban la reacción de votantes indecisos a estos mensajes. Para incidir en este discurso, los socialistas han convocado una decena de ruedas de prensa en toda España para denunciar a los gobiernos del PP que no han presentado los presupuestos autonómicos de 2012.

Por su parte, fuentes de la campaña del PP afirmaron que también han identificado la estrategia socialista como una campaña de movilización  apostando por lo negativo. “Parece muy bien planificada, sin improvisación. Llevan un mes intentando crear un estado de opinión con los recortes sociales y probablemente se reservan un fuerte impacto final para las 72 horas antes del 20-N. Deben convertir esas emociones que están sembrando en acción, en sacar a la gente a votar”, aseguraron estas fuentes.

Regreso a 1996

“Podemos estar ante la campaña más negativa de nuestra historia”, señaló Roberto Rodríguez, profesor e investigador de comunicación política. A su juicio, el PSOE puede recurrir al “modelo dóberman” para activar a la izquierda como ya sucedió, por ejemplo, en 1993, cuando Felipe González le dio la vuelta a las encuestas, o en 1996, cuando Jose María Aznar ganó solo por un punto. “Entonces el PP mantuvo una campaña limpia, sin responder a los ataques, pero no le salió bien”, recordó.

Sin embargo, la estrategia del PP pasa por ceñirse a su campaña, sin atizar la polémica ni responder directamente a Rubalcaba. Los popularesconsideran que el estereotipo de la derecha que trata de agitar el PSOE ya no funciona en la ciudadanía como en los años 90, cuando todavía no habían gobernado nunca. Pero ni siquiera la jefa de campaña del PP, Ana Mato, está exenta de cometer errores estratégicos. Mato respondió a la campaña de los socialistas en colegios públicos de Andalucía afirmando que algunos niños ni siquiera tienen mesas para sentarse en las escuelas de esa comunidad. La indignación que desataron sus palabras apenas fue mitigado por los esfuerzos el PP por mostrar noticias de medios andaluces denunciando las carencias de algunos colegios.

Y es que si las campañas negativas se utilizan en todos los países es porque se confía en su efectividad. “Hay estudios que apuntan que se recuerda más la información negativa que la positiva, pero también tiene sus riesgos. Si al PSOE le sale bien, puede movilizar a la izquierda; pero si le sale mal, sufrirá un efecto bumerán”, opinó Rodríguez.

La taza por puntos de Rubalcaba

Los nuevos formatos y, en este caso Youtube, han contribuido a que las campañas sean más ágiles, y a que los mensajes negativos se propaguen de forma epidémica. El PP no tardó en replicar al lema socialistas con un video que anticipaba su lanzamiento de campaña; y el PSOE no ha necesitado de la televisión para que su spot sobre educación encienda la polémica y se refleje en los medios de comunicación. Aunque la clave, según Rodríguez, no es la capacidad de contraataque que permite internet, sino “quién lleva la iniciativa durante la campaña, porque ése será quien más tenga que ganar durante la campaña”.

A casi una semana de que comience oficialmente el sprint electoral, el clima de campaña ha comenzado a calentarse. Además de la guerra de videos, ayer se comprobó que el PP ha vuelto a copiar su lema “Súmate al Cambio”, después de que en 2008 (“Con cabeza y corazón”) se lo arrebatara al actual presidente de Guatemala. En esta ocasión, el plagiado ha sido el mandatario chileno Sebastián Piñera, aunque la capacidad de asimilación de Génova viene de lejos.

El mensaje de la precampaña, “Comienza el Cambio”, no era más que la traducción del empleado por CiU en las pasadas elecciones catalanas; mientras que el “Con Rajoy es posible” de 2008 era idéntico al “Con Izquierda Unida es posible” de 2007, y al “Con Carrefour es posible”, de la conocida cadena de distribución. Por su parte, el equipo de Rubalcaba vio ayer cómo la ironía de los internautas valoraba su “Programa de puntos” para conseguir merchandising del candidato del PSOE a través de la participación en su web. Así, los más activos en las redes socialistas podrán obtener desde un bálsamo labial a un termo, pasando por una taza “irrompible” o un polo. Un ejemplo de que no toda la campaña es negativa.

Luis Fernández del Campo

Consultor en Redes Sociales

Categorías
Comunicación política Política 2.0 Redes Sociales Twitter

El PP y las redes sociales: ¿matrimonio de conveniencia, o prosti-tuit-ción?

¿Tan difícil era hacerlo bien? Apenas habíamos terminado de analizar las bromas surgidas en Twitter, a raíz de la portada de La Razón del pasado domingo, que cristalizaron en el hashtag: #noquieroserlacocineradelpp, y esta noche misma nos encontramos con un nuevo trending topic a costa del nuevo «lapsus» del equipo de campaña del PP: #ProstiTuit

Según cuenta Alfonso Alcántara (@Yoriento) en Google+, fue Manolo Recio (@RecioManolo), consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, el creador del hashtag #Prostituit hacia las 9 pm.

¿Qué es lo que ha sucedido para generar este TT? Una nueva chapuza del equipo de campaña 2.0 del PP: Resulta que el Partido Popular pide a sus simpatizantes que le cedan sus cuentas Twitter y Facebook durante 3 días para difundir su mensaje

Casi todos los partidos gestionan, con mayor o menor suerte, sus redes sociales, coordinando a sus equipos de activistas digitales, que normalmente son militantes voluntarios (o remunerados, que vienen a ser lo que en Mexico llaman «acarreados digitales«).

Pero los activistas son libres de hacer lo que quieran con su perfil, por sí mismos, no teniendo que cederlo al partido para su uso.  ¿Qué es lo que sucede? ¿acaso no confía plenamente el Partido Popular en sus militantes, para tener que prostituir así sus cuentas?

A todo el mundo con «dosdedosdefrente.cero» este uso de las redes sociales le resultará un disparate, que demuestra una ignorancia absoluta en el mundo 2.0, al limitarse a trasladar a las redes los viejos esquemas de la comunicación unidireccional. Así lo narra también Alfonso Saborido en su blog (gracias, Alfonso, por ser uno de los primeros en narrarlo).

Y mientras tanto, la red se cachondea, y en el tiempo que llevo redactando este post han surgido 300 nuevos tuits con el hashtag #ProstiTuit (Trending Topic en España indiscutible), de los cuales traigo aquí algunos ejemplos:

@Yoriento: Una cosa es ‘ceder la representación’ para un mandato político de 4 años, y otra cosa es donar las cuerdas vocales #ProstiTuit
@LordoLordor: #ProstiTuit es el oficio más antiguo de twitter
@Yoriento:  «Como piensas como yo, dános tu Twitter que ya hablaremos nosotros por ti, hablaremos por todos.» El Gran Hermano 2.0 #ProstiTuit
@Yoriento#ProstiTuit busca allanar el camino a #PresiTuit: Rajoy cederá su puesto varios días al año para ver el Tour y el Mundial. By@Vitoquive
@JuanGomezJurado: Ideología aparte, no es un partido quien debe pedir a los ciudadanos q les cedan su voz. Son ellos los que deben ser la nuestra #ProstiTuit
@xavicalvo: Dicen que si cedes tu cuenta al @ppopular te regalan unos trajes.#convencionppfacts #ProstiTuit

Quizás mañana veamos una oferta de trabajo en AERCO buscando un nuevo equipo de Community Managers y Social Media Estrategists para ayudar a solucionar los «marrones» en los que se están metiendo los «dospuntoceros» del PP. Conozco unos cuantos que podrían echarles una mano digital.

ACTUALIZACIONES:

En la noticia publicada en EL PAIS el 6-oct-11 (Los internautas denuncian el «#Prostituit» del PP), se recogen las declaraciones de Carlos Floriano, secretario de Comunicación del PP, encantado con la acogida que la red ha dispensado a su iniciativa. Explica que están «encantados» porque las críticas despiertan el interés en la iniciativa, una de las bases del marketing viral. «Contábamos con la colaboración de nuestros críticos para dar a conocer la acción. Las opiniones son libres, gracias a Dios, y no pararemos de darles las gracias», ha declarado a EL PAÍS.

Añade Carlos Floriano una referencia a la campaña del exvicepresidente y activista estadounidense Al Gore, que pidió a usuarios de todo el mundo que le cediesen su cuentas en las redes sociales durante las 24 horas del 14 de septiembre, para solidarizarse contra el cambio climático. Algo muy distinto que utilizar las redes de sus simpatizantes para hacer propaganda política partidista.

Parece que le cuesta reconocer su error, y ante la avalancha de críticas, en lugar de disculparse prefiere la «huída hacia adelante», sacando pecho ante lo hecho. Mientras tanto, los tuiteros seguiremos sacando punta a esta campaña de autómatas frente a autónomos, tal como define Antoni Gutiérrez Rubí en su blog, y a las que nos sigan llamando la atención (con independencia del partido que las promueva).

MÁS ACTUALIZACIONES:

La asociación de consumidores FACUA-Consumidores en Acción, ha advertido de que la cesión de perfiles «pervierte la esencia de las redes sociales», y ha avisado de que la participación en la iniciativa podría costar a los participantes la suspensión de sus cuentas en Facebook (por incumplir su reglamento), según su portavoz, Rubén Sánchez. «Si un usuario se quiere sumar a una campaña de propaganda electoral, tiene derecho, pero lo debe hacer él y el mensaje debe ser suyo», defiende Sánchez, que critica que lo otro es convertirse en «un zombi, un ventrílocuo».

FACUA, además de criticar la medida, planea solicitar al Gobierno que se legisle este asunto -que tilda de «prostitución de las cuentas de los usuarios»- mediante una ampliación de la Ley Orgánica de Protección de Datos. La asociación que defiende los intereses de los consumidores recuerda que las condiciones generales y reglas de ambas redes sociales prohíben estas prácticas.

El «Prostituit», además de haberse convertido en Trending Topic estos días, incluso a pesar de la coincidencia con la muerte de Steve Jobs, ha saltado incluso a los medios extranjeros, como bien indica el periodista Juanjo Ibáñez en su post, «Ecos de un prostituit«.

Recopilando, con ayuda de Juanjo Ibáñez, los principales posts publicados sobre este tema, adicionales a los ya comentados, tendríamos:

BLOGS

MEDIOS DIGITALES

  • En IDEAL cuentan las justificaciones del PP para defender su petición de perfiles.
  • En El País contaron que Facebook advirtió de la ilegalidad de la maniobra (que además de poco ética, no es legal).
  • En La Opinión de A Coruña, hablaron de ventriloquía en la Red, para referirse a la medida, un simil muy acertado.

FUERA DE NUESTRAS FRONTERAS

Como conclusión irrefutable de todo este «desatino 2.0», podemos considerar demostrado fehacientemente que, a pesar de lo que ha dicho el representante del PP sobre la ola de críticas que ha recibido la medida, la Red no quiere que nadie le pida prestados sus perfiles, ni aunque se lo consientan sus propietarios.  Queda claro que Carlos Floriano puede ser un experto en campañas electorales, pero ni él ni su equipo de asesores en web 2.0 conocen las reglas propias del mundo tuitero, y necesitan que alguien les eche una mano, con un poquito más de sentido común. ¿Algún voluntario?

Categorías
Comunicación política Twitter

Primer día en la vida tuitera de Mariano Rajoy

Hace tiempo que lo esperábamos, incluso nos lo imaginábamos como algo totalmente lógico en estos tiempos, y hasta deseable. Pero no fue hasta ayer, 15 de septiembre, casualmente dos meses antes de las elecciones generales, que  Mariano Rajoy nació al mundo tuitero con el nombre de @MarianoRajoy.

En una sociedad moderna y tecnológicamente avanzada como es la nuestra, no debería sorprendernos que un político, incluso que un candidato a la Presidencia del Gobierno, utilice las redes sociales para acercarse a los ciudadanos. Y en efecto, no nos sorprende, pero por otros motivos: porque lo hace justo 2 meses antes de las elecciones, porque a pesar de no ser un «nativo digital», contará con un poderoso equipo que le ayudará a gestionarlo, y porque ya lo hizo antes su principal contrincante.  En todo caso, es digno de agradecer que lo haga aunque sea ahora, y espero también que sus asesores le expliquen bien la filosofía del mundo 2.0, y cómo funcionamos los tuiteros.

Mariano, permíteme que te «tuitee», para explicarte algo: los tuiteros españoles somos muy «puñeteros», si me permites decirlo así de claro. Estamos a la que salta, y le sacamos punta a todo (pregúntale a Bisbal, Alejandro Sanz, Arturo Pérez-Reverte, Esperanza Aguirre, etc.), aprovechando cualquier desliz para hacer broma (y hashtags) de ello. Ayer ya empezaron a surgir las primeras bromas, que por el momento son suaves (remarco lo de «por el momento»). Así, por ejemplo:

@goloviarte: En estos momentos @marianorajoy a su equipo «Jodo, ¿y tengo que contestar a todos? #politica2cero

@goloviarte: Si @marianorajoy tiene twitter,y mañana fb y como no gane en unos meses linkedin, para echar algún «curriculum» #politica2cero

@beretes: Dice @alcaldejun que le hemos levantado la presentacion del Twitter a @marianorajoy en las jornadas de#politica2cero

@politicaredes: Se mencionaba esto en#politica2cero y ya ha llegado:El primer tweet de @MarianoRajoy http://ow.ly/6v5rv

@alcaldejun: Ya os lo dije. Lo sabia desde agostoRT @petitsetmaman Ya esta @marianorajoy como decia @alcaldejunayer #politica2cero

@elenabarrios: Bienvenido @marianorajoy a Twitter. En Santiago de Compostela hoy hablamos de#politica2cero. Nos sigues?

Además de estas bromas, y las que irán surgiendo, ayer había un detalle muy curioso en la Bio de Mariano Rajoy (el resumen explicativo que se hace en menos de 160 caracteres), en el que se decía textualmente:

Soy Presidente del Partido Popular y candidato a la presidencia del gobierno de España. Bienvenidos a mi Twitter, donde me acompaña mi equipo.
Un tuitero puso de relieve el detalle de la diferente importancia que parecía dar Mariano Rajoy (o su equipo) a sus dos cargos, mediante el uso de las mayúsculas en su cargo político (Presidente del Partido Popular) y de las minúsculas en su candidatura (candidato a la presidencia del gobierno). Es decir, parece más orgulloso de ser Presidente de su partido que la futurible Presidencia del Gobierno. Se ve que leyeron a tiempo los tuits donde se comentaba esto, y hoy su bio ya aparece debidamente corregida:
Twitter de Mariano Rajoy
Bio de Mariano Rajoy en su 2º día
Mis felicitaciones al equipo de Community Managers por su rápida actuación, aunque ya puestos se podría haber escrito «Presidente del Gobierno» también con mayúsculas en ambas palabras.
Aprovecho este post para hacer también una mención especial a Elena Barrios, que ha sido la primera en realizar un análisis detallado sobre «Las primeras 24 horas de @marianorajoy en Twitter», que os recomiendo leer encarecidamente.