Categorías
Comunicación política

Arcadi Espada habla sobre Internet


DIÁLOGOS DE MEDIANOCHE CON ARCADI ESPADA

“Internet ha hecho mucho más por la solidaridad humana que cualquier ONG”

– El escritor catalán criticó el periodismo actual y habló sobre el futuro en la red

– Un centenar de personas asistieron a la entrevista-coloquio que se desarrolló el viernes por la noche en el Civican
NEREA ALEJOS

Crítico, polémico y lapidario. En estos tres grados se mostró el escritor y periodista Arcadi Espada en su paso por los Diálogos de medianoche, una iniciativa que calificó de “sensacional y exótica”. Catalán antinacionalista, impulsor de la plataforma Ciutadans de Catalunya, sólo se agarra a una etiqueta: la de socialdemócrata. Y a una identidad: “Soy español”.

Esta vez, la primera parte de la velada transcurrió en forma de entrevista, una fórmula que impuso el propio escritor. Provocador nato, fue un toro difícil de lidiar. La periodista Belén Galindo, del gabinete de comunicación de Diario de Navarra, trató de encauzar la charla, pero Arcadi, librepensador y librecontestador, iba a lo suyo. En cualquier caso, la ironía que exhibió ya era una respuesta. “¿Hasta qué punto el periodismo ha muerto?”, le preguntó su interlocutora, refiriéndose al título de la charla (¡Noticia! El periodismo ha muerto). “Es paradójico, porque si el periodismo ha muerto, alguien tendrá que dar la noticia al día siguiente. El periodismo no puede morir, porque significaría la muerte de la democracia”, admitió.

“Hagamos un diagnóstico un poco más exhaustivo, doctor Arcadi”, insistió la periodista. “¿Ya me llama usted doctor a la segunda pregunta?”, le interrumpió el escritor. Pero se metió en el papel y aseguró que la enfermedad, en lo que a la prensa respecta, no tenía remedio: “El periódico acabará, el papel ha cumplido su etapa. Ahora, la gestión del discurso y del conflicto social sucede en foros, blogs y páginas que no son elaboradas por los periodistas “.
Creador del primer blog profesional (http://www.arcadiespada.es), al que no falla desde hace cuatro años, Arcadi Espada sólo ve el futuro a través de la web. “En Internet, la información es como la electricidad: siempre está pasando”. Y señaló el gran éxito del mundo cibernético: “Es maravilloso porque todos los locos se juntan. Si uno de mis delirios es la cocina molecular, resulta que hay un tipo en Atlanta al que le pasa lo mismo que a mí”. En otro momento de la charla, concluyó lo siguiente: “Internet ha hecho mucho más por la solidaridad humana que cualquier ONG”.

Según Espada, el periodismo y la cultura aún convalecen del franquismo. “España ha vivido una dictadura muy larga y eso hace perder a la gente el gusto por la verdad. España es un país lleno de mentirosos. Los nacionalismos son la institucionalización de la mentira”, sentenció.

Además, denunció que en las sociedades modernas “hay un exceso de simpáticos profesionales”. Belén Galindo le preguntó por los políticos. ¿Zapatero? “Es un hombre muy primario, que ha estudiado poco”. ¿Y Rajoy? “Un buen hombre”, se limitó a señalar. Con 30 años de profesión a sus espaldas, Espada retrocedió al primer periódico en el que trabajó, El Noticiero Universal, cuando había que teclear en la máquina de escribir y el equivalente a Google eran los 150 volúmenes de la enciclopedia Espasa, “negros y enmohecidos”. Preguntado por el futuro de la profesión, prefirió divagar en otro plano: “La vida es un progreso maravilloso hacia el abismo. Yo soy un optimista convencido porque caminamos mejor hacia la muerte: cada vez más tarde, en mejores condiciones y habiéndolo pasado lo mejor posible”.
Categorías
Redes Sociales Social Media

Blogs: la revolución de los usuarios

Traigo a colación aquí este interesante artículo sobre los blogs, uno de los avances tecnológicos más revolucionarios del siglo XXI, un auténtico elemento democratizador de la llamada sociedad de la información. Del mismo, extraigo las siguientes frases, a modo de conclusiones:

La posibilidad de que cualquier persona pueda publicar en Internet con suma facilidad sus opiniones sobre cualquier cosa es algo que inquieta a muchos.

Desde este pasado verano están llegando señales desde el Parlamento Europeo de una voluntad de controlar lo que se dice en los weblogs.

Quienes peor parecen llevar en los últimos tiempos el asunto de que cualquiera pueda escribir lo que le venga en gana y llegar con esa información a potencialmente todo el mundo son algunos políticos.

LA REVOLUCION DE LOS USUARIOS


Por Javier Pedreira «Wicho»,

Publicado el 12/10/2008 en LA VOZ DE GALICIA

La aparición en los últimos años de sistemas de publicación de weblogs o bitácoras, como Blogger o La Coctelera, por citar un par de ellos, han permitido que cualquier usuario de ordenador sin ningún tipo de conocimiento técnico pueda publicar y mantener contenidos en Internet, hasta el punto de que la enorme facilidad de crear y mantener espacios de este tipo ha hecho que su número se multiplicara rápidamente y hoy se cuentan unos 120 millones de weblogs en Internet, aunque muchos de ellos están inactivos.

Pronto los buscadores comenzaron a valorar muy positivamente estos contenidos creados por los usuarios, colocándolos muy arriba en los resultados de las búsquedas, lo que se convirtió en una sorpresa más bien desagradable para muchas empresas, medios de comunicación y políticos.

Y es que de repente ya no era nada sencillo controlar lo que se decía de uno en la Red ni asegurarse de que la única información que circulaba con facilidad era «la versión oficial», algo especialmente importante cuando los usuarios, cada vez más, recurren a la Red para buscar información acerca de lo que les interesa.

Reacciones de todos los tipos

Las empresas hubieron de acostumbrarse a que sus clientes publiquen sus opiniones en Internet y a que a menudo estas páginas creadas por los ellos aparezcan antes en los buscadores que las creadas por las propias empresas.
Muchas aún no saben muy bien cómo reaccionar a esto y optan por no dar señales de vida. Otras, equivocándose de plano, han optado por iniciar acciones legales contra los autores de ciertas páginas exigiendo su retirada, muy a menudo consiguiendo precisamente el efecto contrario al pretendido, ya que lo que suele suceder en estos casos es que esa información se ve reproducida en numerosos otros sitios. Algunas, sin embargo, han sabido adaptarse más o menos rápidamente a esta nueva situación, e incluso se han visto casos de colaboración entre empresas y usuarios a la hora de mejorar un producto, como por ejemplo los robots de Lego MindStorms, casos en los que todo el mundo gana.
Los medios de comunicación, que no necesariamente los periodistas que los hacen, por su parte, también han tenido que tragarse una medicina más bien amarga cuando han visto cómo los ciudadanos de a pie se ponían a producir su propia información, en muchas ocasiones más precisa que la que aparece en estos medios, o como estos mismos ciudadanos vigilan y matizan lo que se dice en los medios tradicionales desde sus espacios en Internet.
Igual que en el caso de las empresas que venden productos o servicios, los medios han pasado por varias etapas en su relación con los weblogs y sus creadores, empezando por ignorarlos en un primer momento, por denostarlos y poner en duda su credibilidad en una segunda fase, por ir reconociendo poco a poco y a regañadientes sus méritos en una tercera fase, y finalmente, al menos hasta ahora, por reconocer la importancia de los contenidos creados por los usuarios y adoptarlos de forma más o menos entusiasta y convencida.
Políticos e Internet
Pero quienes peor parecen llevar en los últimos tiempos el asunto de que cualquiera pueda escribir lo que le venga en gana y llegar con esa información a potencialmente todo el mundo son algunos políticos.
Dejando aparte sus intentos por controlar y poner freno a los distintos sistemas de intercambio de archivos a instancias de diversas entidades de gestión de derechos de autor, algo que por ahora parece condenado al fracaso y que en cualquier caso daría para escribir varias páginas al respecto, desde este pasado verano están llegando señales desde el Parlamento Europeo de una voluntad de controlar lo que se dice en los weblogs.
Poco antes de las vacaciones de verano del Parlamento, la europarlamentaria estonia Marianne Miko proponía la creación de un registro voluntario de bloggers en el que se registraría la identidad de los autores, sus intereses políticos o sociales y la responsabilidad social de estos, argumentando que no se puede saber si lo que dice un blog es cierto y que hace falta saber las posibles motivaciones del blogger , como en contraposición a los medios tradicionales, que los políticos parecen querer asumir que nunca se equivocan ni que tienen intereses más allá de informar al público.
Esta propuesta fue desestimada a finales del pasado mes, pero ello no ha sido óbice para que se siga hablando de ella y que Mikko y otros políticos hayan seguido mencionando la necesidad de regular los blogs y su funcionamiento, algo que personalmente me parece terriblemente equivocado.
Y es que puede que yo peque de inocente, pero personalmente el que cualquiera que esté al lado adecuado de la brecha digital pueda publicar lo que quiera me parece uno de los mayores avances que nos ha traído la tecnología en los últimos años, aunque esto no quiera decir que piense que amparándose en el anonimato que ofrece Internet cualquiera pueda decir impunemente cualquier cosa, aunque este tema también daría para otra página.

Categorías
Social Media Web 2.0

Sin blog no existes

Publicado en la revista TIEMPO.

SIN BLOG NO EXISTES

Políticos, músicos, cineastas, deportistas, gente corriente… Todo el que es alguien o quiere serlo dispone de una bitácora para contar su vida.

Borja de la Lama

¿Todavía no tiene usted un blog? Peor, ¿aún no sabe usted qué es eso? Pues o sigue leyendo o no tiene nada que hacer en el mundo moderno de la red 2.0 y su vida social está abocada, sin remedio, al más estrepitoso de los fracasos.
La nueva ministra de Igualdad, Bibiana Aído, es famosa por su blog; Pedro Almodóvar acaba de estrenar uno, como también escriben el suyo Karmele Marchante, Ana Torroja, Rafa Nadal, Andreu Buenafuente, o la estrella televisiva del momento, Rodolfo Chikilicuatre; e incluso el controvertido Risto Mejide.
Hace algún tiempo, Internet vivió la fiebre de las páginas web personales. Las puntocom con nuestro propio nombre (www.borjadelalama.com, por ejemplo) se pusieron de moda como escaparate para mostrar nuestro trabajo al mundo y como una forma de contacto a nivel global en un solo clic de ratón. Ahora, la información va más allá, corre a pasos de gigante y se vuelve intimista. Lo más de lo más es tener nuestro propio blog, una suerte de diario personal en el que escribimos al mundo nuestros más profundos anhelos, sentimientos, informamos de los últimos acontecimientos en nuestro círculo más próximo, e incluso hacemos partícipe a todo aquél que se pase a leernos de nuestra visión política, social o inclusive de nuestra agenda del día.
Según la enciclopedia más popular del mundo, que, sintiéndolo mucho, ya no es la Espasa sino Wikipedia, un blog es lo que en español podríamos llamar bitácora, un sitio web actualizado periódicamente, que recopila por orden cronológico textos o artículos de uno o varios autores. Se trata de un diario –la palabra blog proviene de la unión de los términos ‘web’ y ‘log’, diario en inglés– publicado en Internet, abierto para que todo aquel que pase por ahí lo lea y pueda dar su opinión, de forma que se establezca un diálogo entre autor y lector. Dave Winer está considerado como el primer blogger con su página Scripting news, publicada por primera vez en 1997.
Según un estudio publicado el pasado año por Technorati, tras diez años de existencia, había más de 70 millones de blogs contabilizados. El informe afirma que cada segundo nacen 1,4 blogs y se escriben 17 post o comentarios. Otra encuesta del portal Zed Digital refleja que un lector de blogs dedica 3,6 horas a la semana a su lectura y suele seguir una media de 4,6 blogs.
Los hay de todas clases y colores. Los encontramos de tecnología, de política, de periodismo, de arte, de cine, de literatura, de música, de televisión, de animales o de plantas. De cualquier tema que se nos pueda ocurrir, por extravagante que parezca, siempre habrá un blog que lo trate. Los más leídos, sin embargo, son los personales, seguidos de los informáticos. Gracias a Internet y a esta opción, todo el mundo puede gozar de sus quince minutos de gloria, ya no en la tele, sino en Internet, en lo que se ha dado en llamar la blogosfera, o universo del conjunto de blogs.
Famosos en la red
Al carro de las bitácoras en Internet cada vez se suben, y con más frecuencia, los famosos. Los más de lo más y los de medio pelo, porque para eso Internet es un lujo y no distingue de clases, hay cabida para todos y, si uno navega con atención, podrá ver que hasta el más friki recibe cientos de comentarios de apoyo. Y es que los blogs son la publicidad del siglo XXI. Ha llegado el momento de la autopromoción y del contacto directo con los fans, aunque sea por escrito. Pero que personajes tan dispares como Quentin Tarantino, Mercedes Milá, los chicos de Operación Triunfo o Federico Jiménez Losantos nos cuenten su vida y nos respondan en persona casi siempre, exceptuando el caso de los que gozan de un negro que escriba su blog, que los hay, eso, no tiene precio. ¿Con quién quiere usted hablar? ¿A quién admira? Ponga su nombre entre comillas en Google y le aparecerá el blog de ese personaje. Y si aún no lo tiene, seguro que ya se lo está haciendo o lo tiene en mente como proyecto a corto plazo.
Por ejemplo, ¿le gustaría saber cómo se siente Rafael Nadal cuando juega un torneo como Roland Garros? Pues sólo tiene que buscarlo y Rafa en persona le irá contando día a día sus entrenamientos, sus partidos, sus victorias –las más– o sus derrotas –casi nunca–. Mejor aún, imagínese poder seguir paso a paso el rodaje de la última película de Pedro Almodóvar. Pues él mismo se lo relata en pedroalmodovar.com. Incluso, podrá usted disfrutar de fotografías inéditas hechas por él mismo en los rodajes. Gracias a su diario personal hemos podido ver a Penélope Cruz totalmente rubia. Almodóvar ha sido uno de lo últimos en unirse a la moda del blog. Lo ha estrenado hace poco y está encantado de que sus fans sigan la trayectoria de su próximo estreno.
Al igual que él, escritores como Laura Gallego o Javier Marías anuncian en sus bitácoras las novedades sobre su última novela o cuelgan sus artículos publicados en otros medios. Y es lo bueno de los blogs, que no sólo admiten escritos a modo de diario. Hay cabida para fotografías e incluso para vídeos. Como lo oye. Si quiere compartir imágenes únicas o vídeos excepcionales de su gato haciendo el pino, su blog es el mejor medio.
¿Qué cómo se hace usted un blog de esos? Pues depende de lo manitas que sea con el ordenador. Los hay gratuitos y muy sencillos, la mejor recomendación para los neófitos, con el mecanismo de un botijo, pensados para gente que ni quiere pagar ni se lleva especialmente bien con su ordenador. En páginas como Blogger.com encontrará una solución sencilla y cómoda. Para que se haga una idea, uno de los blogs con más éxito de los últimos años es el de una mujer de 95 años que escribe sus vivencias, sus recuerdos y cuelga fotografías de cuando era joven: amis95.blogspot.com. Una joya de la blogosfera. O el fantástico Pepe Blanco, sí, sí, el mismo, el portavoz socialista, que escribe en elcuadernodepepeblanco en Blogger.com.
30 euros al año por un dominio
Otros, sin embargo, algo más ambiciosos, querrán que su blog aparezca cuando alguien escriba su nombre en un buscador. Esta opción es rápida si quiere que le encuentren a la primera, pero a cambio tiene que pagar unos 30 euros al año para que su nombre tenga una dirección .com, .es o .net. Por ejemplo, karmelemarchante.com nos llevará directamente al diario personal de Karmele, que nos cuenta las últimas novedades en la prensa rosa a modo de revista del corazón on-line. Quizá Karmele quiera seguir los pasos del bloguero Pérez Hilton, un chaval que se hizo famoso por poner a caldo en su bitácora cada día a todos los famosos de Hollywood. En Los Ángeles todos le temen por lo que sabe y cuenta, y se ha hecho millonario gracias a los ingresos publicitarios que ha generado. Porque esa es otra, si nuestro blog es popular, nos lloverán los ingresos publicitarios. Al fin y al cabo, es el medio más idóneo para anunciarse.
Más curiosidades de la blogosfera: si quiere estar a la última con lo que pasa en la academia de Operación Triunfo, encontrará los blogs de cada miembro en la página web del programa. Podrán leer lo que opinan, uno a uno, los alumnos sobre el omnipresente Risto Mejide, quien por cierto también tiene su propio blog, titulado Artículos, en un diario on-line. Ésta es otra de las formas más populares de tener una bitácora y que se lea. Los blogs son a los periódicos digitales lo que las columnas de opinión son a los diarios de papel, con la ventaja de que en Internet no hay problemas de espacio y donde en papel caben tres o cuatro columnas, en la Red se hace sitio para veinte o treinta. De esta manera, muchos personajes populares y periodistas tienen su propio blog en el medio para el que trabajan. Televisión Española también se apunta a la moda y pone un blog a cada una de sus estrellas televisivas y radiofónicas. Así, podemos leer cada día a Yolanda Flores, Diego A. Manrique, María Casado, Ana Pastor, Fran Sevilla e incluso a Ángel Nieto y Álex Crivillé. Pero, sin duda, el más seguido en las últimas semanas ha sido el del insigne Rodolfo Chikilicuatre, nuestra última y más arriesgada apuesta para Eurovisión.
¿Lo suyo es la política? ¿Está en un sinvivir por la guerra abierta en el PP? Pues no puede perderse los blogs de Pepe Blanco, Patxi López, Iñaki Anasagasti, Jorge Moragas, Ana Pastor, Gustavo de Arístegui, Carlos Martínez Gorriarán, Miquel Iceta, Rafael Estrella, Eduardo Madina o Jordi Sevilla. Pero si lo suyo es la música, quizá quiera entrar al de Ana Torroja, La Oreja de Van Gogh o incluso Barbra Streisand y la inigualable Courtney Love.
Hay de todo y para todos los gustos, elija y lea: Arcadi Espada, Eduardo Punset, Alejo Vidal-Quadras, Fernando Sánchez Dragó, Ramón Tamames, Juan Pedro Quiñonero, Alfredo Urdaci, Javier Capitán, Dani Pedrosa, Espido Freire, José Ángel Mañas, Lucía Etxebarria, Manuel Campo Vidal, Mariola Cubells, Monserrat Domínguez, Fernando González Urbaneja, Arsenio e Ignacio Escolar o incluso el fantástico escritor de novelas de terror Stephen King. Una recomendación: no se pierdan el de Andreu Buenafuente, para troncharse. Dentro de poco también el suyo.
Anímese y ábrase al mundo digital.
Categorías
Comunicación política

Según Google, Cataluña NO es ESPAÑA

Google trata a Cataluña y a España como países distintos, con frontera, y con mapas distintos. Lo han logrado por fin, aunque solo sea virtualmente. Os copio la noticia que recogen los medios, en estos momentos.

PERIODISTA DIGITAL

Google separa Cataluña de España

10.07.08 | 12:20. Archivado en Noticias

(PD).- Cualquier método es bueno para que los separatistas se hagan notar en el ámbito internacional. Primero fue el Freedom for Cataluña, ahora es la manipulación burda de las imágenes cedidas a Google Earth por el Instituto Cartográfico de Cataluña, adscrito a la Generalidad.

En esas imágenes se presenta a Cataluña con una tonalidad diferente a la del resto de España, de manera que es claro y notorio el intento de diferenciarlo como si fuera otro territorio, según publica lanacion.es.

Google culpa al organismo cartográfico regional de la diferencia de las imágenes, que fueron enviadas en un formato que llevaba un filtro diferente. Habitualmente la multinacional informática recibe los contenidos para actualizar la información, y entonces lleva a cabo una homogeneización de las imágenes para que todas las zonas presenten las mismas características.

Sin embargo, en este caso ese paso técnico no se ha producido, habría que saber ¿por qué?. No sería la primera presión de organismos catalanes sobre empresas privadas, recordemos el caso del deporte.

Al margen de esto la responsabilidad última de las fotografías es del propietario del copyright, este pertenece al Instituto Cartográfico de Cataluña, que pertenece al Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalidad. Un organismo público, financiado con dinero público, que solamente debería ocuparse de los asuntos de su competencia.

El uso para intereses particulares de los partidos de los organismos públicos es un mal vicio. Vicio propio de los nacionalismos. Una cosa es que nos vayamos acostumbrando a los excesos nacionalistas. Otra que no exijamos al Gobierno que actúe, en cumplimiento de sus obligaciones, y envíe la información real para que el mundo sepa lo que sí es y lo que no es España.

EL CONFIDENCIAL DIGITAL

Jueves, 07 de junio de 2007


Cataluña no es España en Google Earth: expertos en teledetección por satélite no se explican por qué la región aparece tan diferenciada del resto del país


Google Earth ofrece imágenes por satélite de manera gratuita a través de Internet. La última actualización de imágenes de España muestra Cataluña con extrañas tonalidades que logra diferenciarla claramente del resto de comunidades autónomas. Vea dentro las imágenes que han llamado la atención de los analistas.

Según los expertos en teledetección por satélite consultados por El Confidencial Digital, la última actualización de la zona de Cataluña en el programa Google Earth sorprende por la curiosa tonalidad de las imágenes en esta zona. Ese material ha sido facilitado por el ‘Institut Cartografic de Catalunya‘, adscrito al Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat.

Y la tonalidad de esas instantáneas sugiere a estos expertos que ha podido darse una manipulación que “da la sensación óptica y psicológica de diferenciación” con respecto a otras zonas circundantes.

El programa informático muestra las fronteras entre países en color amarillo así como la definición de la línea de costa mediterránea. La frontera pirenaica se muestra también amarilla. Pero no ocurre lo mismo con los límites regionales de Cataluña con Aragón o Valencia al tratarse de zonas de un mismo país. Sin embargo, la tonalidad marrón de las imágenes hace pensar en que se trata de una diferenciación “sutil”, orquestada por los mismos que han facilitado esas instantáneas, “una distinción que queda en la retina de quien lo ve”, afirman. De hecho, Google Earth marca los problemas territoriales en sus mapas con líneas de color rojo –se puede ver así por ejemplo en el paralelo 27´40 que separa el Sahara occidental de Marruecos o los terrenos disputados en Pakistán con India-.

Efectivamente, con Google Earth las tonalidades de las imágenes que se recogen de otras partes del mundo hay una serie de franjas de distinto color. Son las pasadas que en su momento ha realizado el satélite. Según los expertos esto se debe a múltiples posibilidades, como pueden ser el tipo de película o soporte digital que se emplea, el tipo de espectro con el cual se está obteniendo las imágenes, si se han empleado infrarrojos, el color del terreno, si es una imagen monocroma, si se ha usado o no aparatos de apertura sintética, la estación del año en el que se captaron, las condiciones climatológicas, etc. El siguiente paso para homogeneizar las imágenes es el tratamiento informático de las imágenes para solventar las diferentes tonalidades del terreno.

Esto se puede constatar en Europa. Alemania se muestra más verde que los países fronterizos, pero en toda Alemania –no sólo un Lander– las tonalidades se diferencian con ciertos matices pero “no tan exagerados como en el caso de Cataluña”, se explica.

El caso de las imágenes que ahora aparecen de Cataluña apunta a que habrían sido obtenidas en invierno o en una época determinada del año que “no implica homogeneidad”, se asegura, ya que la zona pirenaica se mostraría nevada. Se diferenciaría por el color blanco o verde oscuro de la cuenca del Ebro con sus cultivos de regadío. La parte más seca de Cataluña próxima a Aragón, en cambio, se reflejaría en tonalidades marrón claro.

ECD se ha puesto en contacto con Google España para pedir una explicación sobre el particular colorido de las imágenes por satélite de Cataluña. Un portavoz oficial ha asegurado que los contenidos o imágenes no son suyas sino de los diferentes proveedores y que, para el caso de Cataluña, no existe una voluntad de tipo político que sugiera estas diferenciaciones territoriales. Se desconocen las condiciones en las que fueron obtenidas las imágenes del caso en concreto, aunque explican que las fotografías que se ofrecen a través de Google Earth dependen de quien es propietario del ‘copyright’. Y confirma que para el caso de Cataluña la propietaria de las imágenes es el ‘Institut Cartografic de Catalunya’.

Vea aquí tres imágenes en las que se puede apreciar las diferentes tonalidades de la zona de Cataluña:

Cataluña ¿no es España?

Lanacion.es

cat.jpgJuan E. Pflüger.- Cualquier método es bueno para que los separatistas se hagan notar en el ámbito internacional. Primero fue el Freedom for Cataluña, ahora es la manipulación burda de las imágenes cedidas a Google Earth por el Instituto Cartográfico de Cataluña, adscrito a la Generalidad.

spaingoogleearth2.jpg

En esas imágenes se presenta a Cataluña con una tonalidad diferente a la del resto de España, de manera que es claro y notorio el intento de diferenciarlo como si fuera otro territorio.

Google culpa al organismo cartográfico regional de la diferencia de las imágenes, que fueron enviadas en un formato que llevaba un filtro diferente. Habitualmente la multinacional informática recibe los contenidos para actualizar la información, y entonces lleva a cabo una homogeneización de las imágenes para que todas las zonas presenten las mismas características.

Sin embargo, en este caso ese paso técnico no se ha producido, habría que saber ¿por qué?. No sería la primera presión de organismos catalanes sobre empresas privadas, recordemos el caso del deporte.

Al margen de esto la responsabilidad última de las fotografías es del propietario del copyright, este pertenece al Instituto Cartográfico de Cataluña, que pertenece al Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalidad. Un organismo público, financiado con dinero público, que solamente debería ocuparse de los asuntos de su competencia.

El uso para intereses particulares de los partidos de los organismos públicos es un mal vicio. Vicio propio de los nacionalismos. Una cosa es que nos vayamos acostumbrando a los excesos nacionalistas. Otra que no exijamos al Gobierno que actúe, en cumplimiento de sus obligaciones, y envíe la información real para que el mundo sepa lo que sí es y lo que no es España.


Categorías
Comunicación política Política 2.0

MAFALDA SI QUE SABE DE POLÍTICA