Categorías
HOY NEGOCIOS Política 2.0 Redes Sociales Social Media

Antoni Gutiérrez-Rubí: Política y Social Media = ¿Política 2.0?

En el último programa de HOY NEGOCIOS, tuve como invitado a Antoni Gutiérrez-Rubí, Asesor de Comunicación y Consultor político. Hace unos días, pudimos asistir a su ponencia «Política y Social Media«, que abría la tercera jornada de #SMWBCN (Social Media Week Barcelona), dedicada a la Sociedad, Información y Tendencias.

Categorías
Formación Política 2.0

Curso en FOXIZE: Introducción General a la Política 2.0

Dentro de la programación de FOXIZE SCHOOL, la primera Escuela de Negocios Avanzada en Digital Business, me complace informaros que impartiré una serie de cursos especializados en Política y Redes Sociales, además de otros temas de Social Media, empezando por un curso de introducción a la Política 2.0, a partir del cual iremos profundizando en todas las áreas de acción.

Categorías
Comunicación política Política 2.0 Redes Sociales

Políticos 2.0: cuestión de actitud, no de tecnología

¿Qué es Política 2.0? ¿Política + Web 2.0? No del todo. Si en política se pretende representar a un colectivo, a una parte de la sociedad, la mejor manera de hacerlo bien es conociendo y escuchando a los ciudadanos que la forman. Por ello considero que la verdadera política es precisamente aquella que comparte los valores de la Web 2.0: conocer, dialogar, ser transparente, compartir, colaborar. En definitiva, el espíritu 2.0 forma parte de su misma esencia, no es una etiqueta que se pueda añadir.
El mero hecho de incorporar el uso de las redes sociales no es lo que convierte a la política en 2.0, sino que la clave radica en adoptar y asumir la actitud adecuada como base de partida. Una actitud que deberá ser social, abierta, participativa, con independencia de las herramientas tecnológicas empleadas. Algo a lo que los ciudadanos ya no estamos acostumbrados, y recelamos de quienes se autodenominan políticos 2.0 tan solo porque se hayan abierto e incluso utilicen sus perfiles sociales. El 2.0 es más bien un proceso, un camino, más que un resultado. Hay que verlo como un camino continuo por el que se va avanzando en el tiempo, y de forma gradual, como decía Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

Hoy en día, nuestros políticos saben que ya no pueden hacer política al margen de las redes sociales, quieren utilizarlas porque «están de moda», como también hacen muchas empresas, pero en su mayoría ni saben cómo, ni las comprenden. No entienden que la base de la política 2.0 no es estar en las redes porque sí, sino ser transparente, abierto y colaborativo. Es decir, se trata de repensar la política, de devolverle su esencia.
El político mexicano Jesús Reyes Heroles decía que, “en política, las formas son fondo”. En este ámbito, más que en el resto, las formas son esenciales, y el estilo 2.0 aplicado en política conlleva un cambio sustancial del fondo, se trata de devolver el poder a los ciudadanos, dándoles algo más que voz, facilitando que sus opiniones sean permanentemente atendidas y trasladadas a la gestión pública.
Así lo han entendido algunos políticos españoles, como Manolo Recio, ex Consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, el cual concibe las redes sociales como «un medio de comunicación y relación en el ámbito político y social sin precedente». «En Facebook Twitter, por ejemplo, eres capaz de alcanzar a todos aquellos que quieren intercambiar opiniones de una manera directa sin limitaciones de tiempo o espacio». «Me debo a la ciudadanía y utilizaré cualquier medio a mi alcance para que noten mi proximidad y la fácil accesibilidad ante cualquier tema que me quieran decir». «Es así como entiendo la política: dedicación al interés general desde la cercanía y la proximidad al ciudadano. Aceptando que la libertad supone oportunidades y riesgos. Porque sólo teme a las redes sociales quien tiene algo que ocultar o que perder». O quien no lo comprende, como quienes (desde la oposición) le califican de ‘quinceañero’ por usar Twitter, cerrando los ojos ante la utilidad de las redes.
Además de cercanía y proximidad, las redes sociales implican transparencia (en Internet todo se acaba sabiendo), ya que la información circula en tiempo real y no tiene fronteras. Esta es, probablemente, la característica que másasusta a los políticos tradicionales y que, en cambio, más motiva a quienes realmente conciben la política como un servicio hacia la ciudadanía.

Así, por ejemplo, a Jordi Cañas, portavoz de Ciudadanos (C’s) en el Parlamento de Cataluña, el presidente Artur Mas  le recriminó que estuviera tuiteando durante la Cumbre para la Reactivación Económica del pasado año. Cañas siempre ha manifestado que «son los ciudadanos quienes pagan nuestro sueldo, con sus impuestos, y por tanto nos debemos a ellos; es nuestra responsabilidad mantenerles informados». Una actitud que le honra como político y que le  permite mantener un contacto directo, personal y transparente con la ciudadanía. Antiguamente se decía que «quien tiene la información tiene el poder», pero este concepto ha cambiado, hoy en día la información no se puede retener, circula libremente gracias a las redes sociales, la ciudadanía tiene acceso directo a ella y, al ser compartida, posibilita un mayor conocimiento global, que nos enriquece a todos. Podríamos decir que «quien comparte el conocimiento, tiene el poder», un poder moral otorgado y respaldado por la colectividad, no como algo reservado y oculto a los ojos de la ciudadanía.
En general, la clase política no acaba de comprender lo que representan las redes sociales, la mayoría de los políticos tienden a considerarlas como un elemento más de propaganda o de difusión unidireccional, no como lo que son: herramientas de comunicación multidireccional. Por ello, no entienden a quienes sí las usan cotidiana y habitualmente, no solo en periodos de campaña electoral, y tienden a calificarlos como ‘frikis’, ‘quinceañeros’, etc.
Cristina Cifuentes, actual delegada del Gobierno en Madrid, y antes vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, es otra entusiasta de las redes sociales, que las utiliza de forma eficiente en su relación con los ciudadanos. Así, dice que: «antes de Internet, los políticos no se relacionaban con la ciudadanía más que el día de las votaciones o durante la campaña electoral. Las redes sociales te permiten contactar con cualquier ciudadano en tiempo real y sin intermediarios». Ello permite solucionar la tradicional queja de los votantes hacia los políticos: que sólo se acuerdan de ellos durante los 15 días de campaña y luego actúan durante 4 años sin escucharles. Ahora, el contacto puede ser continuo y directo.
Cristina concibe Twitter como «algo personal que debe llevar el propio político para que la comunicación sea directa, aunque el 2.0 no sustituye a la vida real, hay que compaginar ambas cosas, el contacto con la ciudadanía no lo puedes perder». Esta es la situación ideal, pero si el político no se ve capaz de llevar personalmente sus perfiles, considero que siempre puede delegarlo en su equipo de comunicación, explicándolo de forma transparente en las redes, sin que ello suponga una suplantación de personalidad (algo lamentablemente frecuente entre políticos).
En conclusión, el mérito de los políticos 2.0 no está tanto en tener actividad en redes sociales como en hacer un uso coherente y ‘social’ de la Web 2.0, no ya sólo de los principios tecnológicos, sino también y en especial de los filosóficos e ideológicos, que se pueden concretar en:
1. El político 2.0 debe hablar menos y escuchar más.
2. No debe intentar ser en las redes sociales lo que no es en la vida real.
Es decir, el político 2.0 no sólo ha de parecerlo, ha de serlo también, la transparencia que dan las redes implica sinceridad y autenticidad. Si tradicionalmente se ha dicho que ¡La mujer del césar además de ser honrada, debe parecerlo!, en política 2.0 debería decirse justo al revés: «La mujer del césar además de parecer honrada, debe serlo».
Luis Fernández del Campo
Consultor en Redes Sociales
(Publicado en La Voz Libre, 29-mayo-12)
Categorías
Comunicación política Política 2.0

Entrevista de Cristina Vives a Antoni Gutiérrez-Rubí: futuro del periodismo

En este mundo 2.0, hay personas que aportan mucho, comparten, aportan tanto conocimiento como curiosidad, y son fácilmente accesibles. Es para mí todo un placer haber contribuido a conectar a dos de ellos, Cristina Vives y Antoni Gutiérrez-Rubí, y poder disfrutar ahora de la entrevista que ambos han recogido en sus respectivos blogs, que reproduzco a continuación:

En titulares:
“El periodismo se encamina hacia una triple revolución: Transmedia, multiformato y multiplataforma”
“El periodismo debe comprender que lo importante es tener lectores, no compradores”
“El País y El Mundo están explorando soluciones muy interesantes”

Aviso a navegantes: Antoni Gutiérrez Rubí no está en la Wikipedia. Todavía. Es uno de los mejores expertos en comunicación del país, y aunque su especialidad es la política, su voz es una de las más tenidas en cuenta cuando se habla de web 2.0, de estrategias de comunicación y, por lo tanto, del futuro de esta profesión a la que llamamos periodismo.

Me puse en contacto con él –animada por otro experto en comunicación política, Luis Fernández del Campo– para que arrojara algo de luz al debate sobre el periodismo 2.0, el periodismo participativo y las nuevas estrategias de comunicación. La verdad es que no estaba muy segura de que el ‘gurú’ Gutiérrez Rubí –articulista en los diarios más prestigiosos del país, ponente habitual en universidades y autor de numerosos libros-invirtiera su tiempo en analizar el tema para un blog. Pero lo hizo, por lo que le estoy muy agradecida. Para Gutiérrez Rubí, el periodismo se encamina “hacia una triple revolución: el transmedia, el multiformato y la multiplataforma”. El periodismo, explica, “debe comprender que lo importante es tener lectores. No compradores”. Un  ejemplo que, a su juicio, ilustra bien y de manera creativa,  esta idea del periodismo es este anuncio del The Guardian. (The Guardian los 3 cerditos  y el “periodismo abierto” – 2.03.2012)

En España, El País y El Mundo han entendido la revolución del 2.0 y están “explorando caminos y soluciones muy interesantes”, explica el asesor de comunicación, que elogia el entorno de RTVE.es y los blogs especializados 233grados.lainformacion.com/blog/ y  labuenaprensa.blogspot.com/

Gutiérrez Rubí prefiere no hacer de vidente y no adelanta cómo será el periodismo dentro de 20 años. Pero da algunas pistas: “Quizás una combinación de periodismo a la carta tecnológico con inteligencias artificial y semántica, más hipermedios, glocalidad y una profunda implicación social por parte de las empresas periodísticas”, dice.

¿Qué te parece, hasta aquí, las reflexiones de Gutiérrez Rubí? Mañana nos adentraremos en sus opiniones sobre periodismo participativo y cómo éste afecta al trabajo del periodista tradicional. 

(Leer post completo)

Segunda parte de la charla (publicada el 8.03.2012)


Antoni Gutiérrez-Rubí: A continuación, os transcribo las preguntas planteadas por Cristina y mis respuestas, que creo que pueden resultar de interés:

¿Hacia dónde va el periodismo?
Hacia una triple revolución: el transmedia, el multiformato y la multiplataforma. Y comprender que lo importante es tener lectores. No compradores. Este trabajo del The Guardian, ilustra bien, de una manera muy creativa, lo que apunto. Guardian open journalism: Three Little Pigs advert – video

¿Cómo intuye que será el panorama mediático español dentro de 20 años?
Ni idea. Quizás una combinación de periodismo a la carta, tecnológico con inteligencias artifical y semántica, más hipermedios, glocalidad y una profunda implicación social por parte de las empresas periodísticas.

¿Qué medios de comunicación en España están entendiendo mejor la web 2.0?, ¿y cuáles peor?
Creo, sinceramente, que las dos grandes cabaceras (El País y El Mundo) están explorando caminos y soluciones muy interesantes. Me gusta también el entorno de RTVE.es. Y los blogs especializados: http://233grados.lainformacion.com/blog/, http://labuenaprensa.blogspot.com/

Recojo su metáfora de que un medio de comunicación ya no debe querer ser un lugar en el que hay noticias sino una máquina de café,  “el sitio al que ir a compartirlo todo, a charlar, a relacionarse. En este caso, ¿cuál es la función del periodista?
La del profesional que selecciona, da sentido, contexto y te hace preguntas, más que te ofrece las respuestas. Y un profesional capaz de buscar reflexión y favorecer la acción (la participación del lector) en la implicación con la notícia.

¿Qué le diría a quien dice que el periodismo ciudadano consiste en sustituir a los periodistas por ciudadanos con buena fe para que las empresas de medios se ahorren sus nóminas?
Simplista. Equivocado. Confundido.

¿No corremos el riesgo de menospreciar el periodismo si cualquiera lo puede ejercer (sea cual sea su nivel cultural, su conocimiento de lo que cuenta, su capacidad lingüística)?
Este riesgo, real, solo lo podemos evitar con una profunda renovación de la profesión. Los periodistas, como los políticos, han perdido el privilegio de la información -y de la política-. En un contexto de abundancia, redundancia y aceleración, el periodista debe reencontrar su función social más cerca del “curator”. Alguien que selecciona con criterio, ofrece nuevos y más ricos planos d electura; y permite nuevas reinterpretaciones de notícias saturadas.

¿Y si en vez de “periodismo ciudadano” le llamáramos “información ciudadana”?, ¿no evitaríamos así las reticencias de la profesión y abriríamos menos heridas?
Quizás. Pero la “etiqueta” está ya consolidada. El problema, en cualquier caso, no es el nombre… sino la “cosa” que cada vez más implica cambios profundos en los modelos de negocio.

Muchos periodistas adaptan su perfil para ejercer de community manager. ¿Es una de las profesiones con más futuro o puede ser un moda?
No, es una profesión de futuro, sí. Los lectores (espectadores, oyentes…) ya no serán pasivos. Su manera de “consumir” las noticias será en una triple dimensión: en comunidad (en red); serán protagonistas (activos); serán muy exigentes. El bien escaso del presente es la atención de la gente… quien sea capaz de generarla, mantenerla y aumentarla… tendrá modelo de negocio.

Enlace de interés:
Seven ways the New York Times is using social media for ‘deeper’ engagement (13.02.2012)

Categorías
Comunicación política Política 2.0 Redes Sociales Twitter

¿Sinceridad, hackeo, o error humano, en el twitter de @Psoe?

Esta tranquila mañana de domingo, el twitter @PSOE nos sorprendía con el siguiente tweet:

De lo que deducimos que «la candidata» es Carme Chacón y el “otro” es Rubalcaba. ¡Menuda «cagada 2.0»! ¿o no?

¿Sinceridad, hackeo, o error humano? Es la duda «razonable» que ha pasado por la cabeza de todos los tuiteros. Curiosamente, a los pocos minutos, el tweet fue borrado (al más puro estilo Bisbal), y desde la cuenta oficial del PSOE en twitter se escribía lo siguiente:

A partir de ese momento, en twitter, los usuarios incrédulos, y los que se unieron «a la juerga», crearon un hashtag que gracias a las bromas y su viralidad, pronto se habría convertido en Trending Topic (llegando a Mundial) en esa misma mañana: #ExcusasPSOE, permaneciendo en primera posición hasta bien avanzada la tarde. Como siempre sucede en estos casos, la ironía unida a la incredulidad tuitera, y avivada por la expresión «evidentemente» (por el énfasis en la seguridad con lo sucedido), hicieron crecer el hashtag como la espuma. He aquí una muestra aleatoria de los guasones tweets:

¿Qué puede haber sucedido realmente? Veamos:

a) Un hackeo organizado para crear confusión entre los seguidores de @PSOE. Aunque es lo que se podría deducir del comunicado oficial tuiteado por el partido, y a pesar de ser técnicamente posible, no lo considero probable, ya que el tono del mensaje habría sido mucho más bronco. El contenido del tweet perfectamente puede ser la opinión de un militante a quien no convencen ninguno de los dos candidatos (que supongo los habrá). Por otro lado, uno de los tweets de esta tarde argumenta por qué no es un hacker:

b) Un arrebato de sinceridad, por parte del Community Manager, como algún tuitero insinuaba. No lo veo lógico. Un Community Manager debe ser ante todo un profesional, sea o no militante del partido, y por tanto debe abstenerse de emitir opiniones personales desde el usuario oficial del partido.

c) Un descuido del Community Manager, que por error envió el contenido de un tweet personal, a través de la cuenta oficial del partido en lugar de la suya. Esto es algo que a todos los que gestionamos varias cuentas, nos puede suceder en algún momento. Aunque debemos mantener un cuidado exquisito, somos humanos y podemos equivocarnos. Bueno, pues si así fuera, se reconoce, se pide perdón, y ¡crisis solucionada! En este mismo sentido lo expresaba el escritor Juan Gómez Jurado:

d) También podría suceder, y en mi opinión es lo más probable, que algún miembro (o ex-miembro) del equipo 2.0 del PSOE, hubiera enviado ese tweet por error desde su tweetdeck, ya que podría conservar en dicho gestor la contraseña y cuenta del PSOE. En todo caso, es responsabilidad del partido controlar quiénes tienen acceso a las cuentas de redes sociales corporativas, y la modificación de las contraseñas cuando hay un cambio de personal.

En mi opinión, lo que queda claro es que la crisis no se ha gestionado bien.

De todos los que nos dedicamos a la Comunicación 2.0 es bien sabido que lo que hay que hacer, tal como expresaba Juan Gómez-Jurado en su tweet es: reconocer el error ( las causas  que sean, eso da igual, al final la responsabilidad es del partido), pedir disculpas, y NUNCA BORRAR el tweet que dió lugar a la crisis. Quizás así se hubiera evitado la corriente de comentarios, que han llegado a ser TT mundial.

En estos momentos, en que desde fuera se vislumbra un partido en proceso de renovación, los gestores de su comunicación deberían evitar el riesgo de provocar un impacto negativo entre los tuiteros, sean o no votantes del mismo. Es evidente que la mayoría de las personas en twitter no se han creído que haya sido un hackeo, muchas veces las comunicaciones oficiales provocan el efecto contrario: por provenir de una fuente interesada, pierden credibilidad. Quizás los argumentos de otros tuiteros cercanos podrían haber sido más creíbles.

Mi recomendación es que analicen qué ha ocurrido, para evitar que suceda algo similar cerca de las elecciones primarias, y evitar una división interna entre los militantes, con el objetivo de reforzar la unión de los mismos en torno a uno u otro candidato. Pero sobre todo, que piensen en términos de Comunicación 2.0, lo cual implica un ejercicio máximo de transparencia, bidireccionalidad, y atención a las opiniones de los ciudadanos, que son a quienes deben representar.

ACTUALIZACIONES (Otros comentarios en prensa, seleccionados entre numerosas inserciones de la noticia, por su especial interés):

– Puro Marketing: El error del Community Manager del PSOE: cuando lo privado se hace público

– Política y Redes: Hackeo en el twitter del @PSOE

– El Confidencial: El PSOE publica un ‘tuit’ por error

– La Voz de Galicia: Un polémico tuit del @PSOE en el punto de mira

– La Vanguardia: Un ‘tuit’ hackeado en la cuenta del PSOE ‘ataca’ a Chacón y Rubalcaba

Categorías
Comunicación política Política 2.0 Redes Sociales SENTIDO COMUN Twitter

Cómo no usar las redes sociales en política: caso Gallardón (y su equipo)

Como bien expresa un dicho popular, «Ay, Manolete, si no sabes torear p’a qué te metes«. Esto es lo que podríamos decirle al ya extinto «equipo Gallardón» en redes sociales, en relación con la reciente noticia del cierre de sus cuentas en Twitter y en Facebook. El alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón se une así a una larga lista de políticos cuyas incursiones en las redes sociales coinciden únicamente con los periodos electorales, sin una implicación a fondo en este nuevo modo de comunicación.

En este blog venimos comentando las «cagadas 2.0» de nuestros políticos, todas las cuales vienen originadas por la misma causa: incomprensión total de lo que son y representan las redes sociales. Gallardón, y su equipo, con esta decisión, acaba de confirmar que pertenece al «Club de los políticos 0.2«, que no de los 2.0.

Según recoge la prensa digital, Alberto Ruiz Gallardón ya no tiene perfil en Twitter. Tampoco en Facebook. Obviamente, el alcalde de Madrid nunca hizo uso de primera mano de estas redes sociales. Su equipo, según precisaba entonces un portavoz del Ayuntamiento de Madrid, activó los perfiles en ambos sitios para convertirlos en plataformas de comunicación (o mejor dicho, de difusión) del primer edil madrileño con los ciudadanos. De hecho, su cuenta en Twitter dejaba claro que no era el alcalde quien estaba detrás de las entradas de su perfil: @equipogallardon. Al menos, en esto se mostraba honesto.

Desde entonces, el mes de marzo, los eventos públicos del alcalde Gallardón se difundían a través de estas redes sociales. Sin embargo,  desde el pasado 20N, fecha de la victoria electoral del PP, ambos perfiles permanecían sin actividad. Este es el último pantallazo de su twitter:

Después del 20N, no había entradas por parte de su equipo. Ni imágenes, ni textos. Pasado el período electoral, estos perfiles han dejado de existir. Un portavoz del Ayuntamiento de Madrid precisó que los perfiles se activaron durante la precampaña, antes de las municipales, allá por marzo. «Luego se mantuvo unos meses y se ha utilizado para dar la información electoral de las generales. Ha sido más una herramienta electoral que de comunicación. A partir de ahora, Alberto Ruiz-Gallardón usará las redes sociales del partido cuando tenga que decir algo», aseguró. Aunque tampoco será él, sino los responsables de comunicación del partido.

Finalmente, los perfiles oficiales del alcalde en Facebook y Twitter ya no existen, han sido eliminados, según confirmó un portavoz municipal, el cual confirmó (o confesó) que se crearon para la campaña electoral para las elecciones autonómicas y municipales del pasado 22 de mayo.

De este «caso de estudio», podemos obtener una serie de conclusiones sobre el uso de redes sociales en política, es decir, lo que denominamos «política 2.0«:

– Las redes sociales no son una herramienta cortoplacista, para los periodos de campaña electoral. Son una herramienta para la comunicación (no sólo difusión) con los ciudadanos, que sitúa a los políticos a su mismo nivel. El valor que aportan las redes es precisamente el de establecer un flujo de comunicación continuo entre el político y sus representados, dialogando, conversando, durante TODO el tiempo que esté desempeñando tal función, no solo durante las campañas electorales.

– En las redes sociales, son las personas quienes están presentes y dialogan entre sí, son redes para conectar a personas, y es por ello que se prima la autenticidad del perfil. En este caso, Gallardón debería haberse dejado aconsejar por quienes en su mismo partido gestionan bien (y personalmente) sus redes sociales, como Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre (apoyada por su equipo, y así expresado públicamente en su perfil de twitter), o el propio Mariano Rajoy, que indica cuándo firma personalmente sus mensajes.

– En el caso de «celebrities» o políticos, puede comprenderse que, en su frenético ritmo de vida no tengan tiempo material para escribir ellos mismos, y utilicen a su Community Manager para trasladarle las ideas básicas a difundir y las pautas generales. Al menos, en este caso, hay que reconocer la honradez de no asumir como propio el twitter (@equipogallardon) sino como de su equipo electoral, aunque no tanto en Facebook donde sí figuraba como Alberto Ruiz Gallardón. Algo que otros políticos no asumen, y pretenden hacernos creer que son ellos quienes gestionan sus redes sociales (caso de Xavier Trias, Alberto Fernández Díaz, Rosa Díez, etc., que han sido pillados «in fraganti» apareciendo en entrevistas en TV al mismo tiempo que sus CM «tuiteaban» por ellos).

– El concepto erróneo de que las redes sociales son herramientas para las campañas electorales, además de entre ciertos políticos, está arraigado en muchos medios de comunicación. Como muestra, alguno de los titulares de estos días sobre este caso:  «Los políticos adaptan su Twitter a la nueva legislatura» (20 minutos). ¿ADAPTAN? Yo más bien diría «tiran la toalla», o «renuncian a las redes sociales», frases más acordes con este planteamiento electoralista. Una adaptación, o cambio de estrategia, es lo que ha hecho el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha personalizado su usuario de Twitter, pasando de ser @conRubalcaba a @_Rubalcaba_ para darle un uso personal.

– La explicación sobre el presumible cambio de puesto para Gallardón, que podría dejar la alcaldía para encabezar un ministerio, se convierte en una excusa. El twitter es un elemento de comunicación personal, y como tal persona, Gallardón seguirá siendo Gallardón (aunque sea sin ese «equipo»). Si otros ministros (o ministrables, a estas alturas), e incluso el futuro Presidente, siguen utilizando su twitter, ¿por qué no Gallardón? Francamente, creo que ha desaprovechado una excelente ocasión para ser más transparente y accesible.

– Viendo casos como este, comprendo cada día mejor el post de Pedro Rojas (@SeniorManager), en el que recomendaba a los políticos tuiteros que se «suicidaran» digitalmente, y abandonasen las redes sociales. Aunque, afortunadamente, cada día hay más políticos que sí valoran el poder de las redes, y las utilizan con sentido común, como por ejemplo, el Alcalde de Jun, quien ha demostrado que con imaginación, sentido común, y fomentando la participación de sus ciudadanos, se puede hacer un magnífico uso de las redes.

Y aprovechando las fechas que se nos acercan, os dejo aquí uno de sus videos:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=QSYvAVDyC2o]

Categorías
Comunicación política Redes Sociales

Políticos 0.2 en campaña 2.0, confundiendo cantidad con calidad

A punto de terminar la campaña electoral, es el momento adecuado para hacer balance de cómo nuestros políticos (y/o sus asesores) han venido gestionando las herramientas sociales 2.0.

La conclusión es bien sencilla: MAL. En su mayoría, no entienden la filosofía 2.0, no conocen ni entienden las herramientas, que utilizan como canales de comunicación tradicionales, es decir, unidireccionales. ¿Por qué? ¿acaso no tienen asesores expertos en el tema, o es que no les hacen caso?

Aunque la participación de los políticos españoles en las redes sociales ha experimentado una «gran evolución» para transmitir la idea de diálogo con los ciudadanos (aunque solo sea como “imagen”), el uso de estas herramientas por parte de los candidatos socialista y popular está más enfocado a reproducir sus ideas, unidireccionalmente, como un mero altavoz (ver Expansión).

Esa es una de las conclusiones que se desprenden del «Estudio sobre políticos 2.0«, elaborado por la agencia Ketchum Pleon . «Tú háblame de lo que quieras que yo te contesto lo que me dé la gana» es una frase que, según la directora de Ketchum Digital, Ludi García, podría resumir la actividad en las redes sociales de Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy.

OTRAS OPINIONES:

Gaby Castellanos: Los politicos siguen haciendo en online lo mismo que hacen en offline. Intentan hacer una especie de mitin online donde ellos hablan, y no escuchan a nadie. Les importa la masa y les da igual si su sentimiento es positivo o negativo mientras abulte en un Treding Topic/Mitin.

Los partidos politicos no tienen ni idea de Social Media y Redes Sociales. No saben usar ni Twitter ni Facebook para lo que sirven. Y ademas se quieren aprovechar de ellos, cuando les conviene.

Está claro que de verdad ninguno de los candidatos ha sabido ni entender el medio, ni aprovechar la potencia, ni aportar valor, y mucho menos sacarle provecho. Y si eso lo extrapolamos a la vida offline, seguimos entendiendo que no escuchan a la audiencia y tampoco se interesan por saber lo que necesita.

Creo que al igual que en Social Media, no se es mejor que la competencia siendo un TT o teniendo un batallón de perfiles (fakes o no) atacando al contrario, se gana en SM teniendo una comunidad fidelizada, que cree en tu producto, en tu marca, en ti. Y nosotros en estos momentos, ni somos fieles (a nivel general) ni estamos fidelizados, no creemos en quienes tienen la posibilidad de ganar, y hacemos pagar a otros no votando.

Ojala mañana no gane ningún partido, y que gane España. Que no es otra cosa que los heterosexuales, los parados, los homosexuales, los trabajadores, los empresarios, los mayores, los pequeños, los hombres, las mujeres, los transexuales y todos aquellos que hemos venido a trabajar por este pais, porque es el pais de las oportunidades.

Y sobre el Social Media, creo que ya es más que claro que es puro sentimiento, pura emoción, y los corazones no se ganan con mítines políticos, ni conversaciones unidireccionales y mucho menos, haciendo TT.

María Tejero: #20N: los candidatos suspenden en #Twitter

Es cierto que desde fuera siempre se ven los errores mejor que desde dentro, y supongo (o espero) que habrán hecho un profundo análisis antes de elaborar su estrategia de Social Media, pero hay principios que hasta un estudiante del curso de Community Manager de Fanta sabe y que ellos están ignorando… En conclusión, todos los candidatos han suspendido en alguno/s de estos puntos básicos y lo peor de todo es que se habrán dejado un dineral para eso… Tengo curiosidad por saber qué van a hacer con estas cuentas una vez que pasen las elecciones, ya que recordemos que un político debe acordarse y conversar con los ciudadanos durante todo el año, y no solo durante la campaña electoral.

Liliana Gómez: ¿Para qué le sirven los medios sociales a los políticos?

Esta es la pregunta que se hacen infinidad de candidatos y que también nos hacemos los seguidores que escribimos a sus cuentas sin tener respuesta y sin ser seguidos, que además recibimos información como si se tratara de un boletín de prensa o un folleto de propaganda. Pienso que muchos políticos y aún muchos asesores en comunicación todavía piensan que hay que estar en los medios sociales por estar, como una moda o porque los otros están y se les olvida que esta es una herramienta para llegar a una parte de la población que es activa, participativa y que sabe que trabajando en red se puede construir y también llegar a la agenda de los medios tradicionales que en últimas permite que un tema llegue a la opinión pública. Entonces, ¿por qué los políticos siguen sin saber qué hacer con medios sociales como twitter o blogs?  La respuesta es falta de conocimiento o una asesoría inadecuada en el tema de la creación de redes, de la necesidad de bases de datos y de la necesidad de segmentar la información.

Elena Barrios: ¿Se hablarán algún día nuestros políticos por las redes sociales?

Me parece que de momento no, o al menos aún no lo hemos visto en esta campaña electoral. Nuestros políticos, o mejor dicho los candidatos de los dos grandes partidos, aún no se han dirigido la palabra entre ellos dentro de las redes sociales. ¿Y para qué?, se preguntarán muchos. Pues para lo mismo que para lo que han venido a las redes: para que les veamos todos… Pero hoy han estado a punto de hacerlo en otra red. Ha sido en Google+.

Gema Díaz PalomarReflexiones sobre la Comunicación Política: III Jornada de Comunicación Corporativa 2.0 de la Universidad Carlos III de Madrid

Menos mal que en la red surgen iniciativas mucho más divertidas que las lanzadas por las maquinarias electorales de los partidos, como la pelea interactiva entre Rajoy y Rubalcaba, en la que todos los ciudadanos podemos participar: Alfredo ‘Zapatobomba’ contra Mariano ‘Pulpogallego’

SUGERENCIAS PARA POLÍTICOS 0.2:

– Agencia 101: Los 10 mandamientos para hacer una buena campaña electoral 2.0. El estudio de 101 “¿Cómo hacer una buena campaña electoral 2.0?” revela que los partidos han pasado del patrullaje callejero, megáfono en mano, y de las grandes plazas taurinas al altavoz social de las redes, convirtiendo Twitter en el centro del mitin electoral por su inmediatez y capacidad para condensar mensajes clave en pocas palabras.

– Pedro Rojas (Senior Manager) es más drástico, recomienda a los políticos tuiteros que se hagan un “harakiri” digital en su Manual de twitter para políticos que ya están en twitter: “Viendo cómo los políticos no terminan de entender la cultura 2.0, ni las ventajas de esta extraordinaria herramienta, y viendo cómo aún siguen intentando “meternos” la misma forma de hacer política de siempre, parece que la única solución es que se queden afuera de Twitter, y otras herramientas 2.0, hasta que aprendan que el social media no es una vía más para hacer propaganda electoral.”

Categorías
Comunicación política Redes Sociales Twitter

#UOCMeet: La comunicación política y las TIC. Campañas políticas 2.0

Ayer tuve ocasión de ser invitado a asistir a un debate sobre “La comunicación política y las TIC”, organizado por UOC Alumni, con la participación de los consultores políticos Toni Aira (@toniaira) y Xavier Peytibi (@xpeytibi).

Se trataba de compartir opiniones respecto a lo que pueden aportar las TIC en el proceso comunicativo en política: cómo se integran las redes sociales en las estrategias de comunicación de los partidos, cómo estas propias redes remueven el concepto mismo de participación política, cómo las TIC pueden influir en la actividad política y la percepción que se tiene desde la sociedad.

El debate arrancó con una conclusión, compartida con los asistentes y con la mayoría de analistas: los candidatos sólo miran cifras, TT, seguidores, etc.; se empeñan en primar la cantidad por encima de la calidad de fans en las redes.

Todos recordamos las declaraciones de unos y otros políticos, jactándose de haber alcanzado Trending Topics con el nombre de su partido, de su candidato, o de su lema de campaña (Ver Expansión: Cuando el ‘trending topic’ es la nueva encuesta electoral). En lugar de esto, deberían interesarse en quién habla bien de ellos; en cómo conseguir que la gente interactúe, aportando contenido interesante, innovador; y en hacer campañas, no limitarse a distribuir contenidos.

Las campañas online deberían haberse planteado estos objetivos:

  1. Difusión de lo que se hace/dice.
  2. A partir de lo que se interactúe con la gente, aportando contenidos, se activan para hacer campaña por los candidatos desde su casa, en su entorno, con el boca-oreja.
  3. VRM (Vote Relation Management) System: gestionando bien las bases de datos de simpatizantes, con encuestas, recogida de ideas y de datos (e-mail y Cod. Postal).
  4. (Sólo en USA): Foundraising, es decir, financiación de campaña.

En general, los ponentes estiman que una campaña en internet no da votos (sería una condición necesaria pero no suficiente), pero sí que:

  • Recupera antiguos votantes.
  • Desactiva votantes indecisos de otros partidos.
  • Aprovecha la creatividad de los simpatizantes.

En cuanto a las herramientas 2.0 en España, se considera que lo que realmente sí está funcionando es la “guerra de videos”; en este sentido, cabe destacar la labor del equipo del PP, que es capaz de lanzar en 48h. una réplica en respuesta a los videos del PSOE, y con un mensaje en positivo (Antoni Gutiérrez-Rubí: Videos de respuesta rápida).

Si bien en los últimos años las campañas digitales se venían centrando en los blogs (y videoblogs) y después en Facebook, ahora la herramienta favorita es Twitter, auténtica revelación en estas elecciones, aunque como ya se ha dicho, mal empleada como mero transmisor de información, y absolutamente incomprendida por los equipos de campaña. Estos últimos días, se han producido diversas anécdotas al respecto, como por ejemplo:

  • Caso #FreeNaniano
  • Caso #Prostituit
  • Caso #PuntosRubalcaba
  • Evolución del avatar de @ConRubalcaba, que pasó de ser un logo, a un código QR, y finalmente la cara del candidato.
  • Ni Rubalcaba ni Rajoy se libraron de tener falsos perfiles (fakes).
  • Twittervista a Rubalcaba, que no era tal, sino una entrevista realizada a través de twitter y contestada convencionalmente. En definitiva, una mera pose para aparentar modernidad, y lograr un buen titular con una buena foto. Se le formularon 2.400 preguntas por Twitter, de las que respondió verbalmente 69 en 45 minutos, moderadas por Antoni Gutiérrez-Rubí, en la redacción de EL PAÍS.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=3fJL8pNjHQc]

En general, nuestros políticos están habituados a adaptarse a los medios de comunicación, que son los auténticos (y habituales) transmisores de la información a los ciudadanos. El propio Rubalcaba, reconocido como hábil comunicador, fue quien en el congreso del PSOE del 2000 le dio un consejo a Zapatero, que éste ha aplicado a la perfección: “No digas nunca ante la prensa una frase que no quepa en un titular”. Y así lo hizo.

Estamos en una democracia “catódica”, en la que es la política quien se adapta al medio (que ahora es la TV) y no al revés. Es por eso que los políticos se han entrenado para lanzar mensajes cortos, directos, personalizados, que afecten a las emociones, y sobre todo, que quepan en un titular.

“Olvidamos lo que dijeron, incluso lo que hicieron, pero nunca olvidamos lo que nos hicieron sentir” (by Yuri Morejón).

La conclusión final del debate es que la filosofía de la web 2.0, que se resume en dos conceptos: diálogo y compartir, no se está aplicando desde los partidos políticos. Algunos políticos, individualmente, y algunos partidos sí lo están haciendo, pero no son los que ganan las elecciones (Como Reagrupament, o Ciutadans). Por otro lado, los partidos grandes se “barnizan” con ciertos guiños hacia movimientos sociales como el 15-M, pero que en realidad son solo pose, no acaban de comprender lo que está pasando, y corren el riesgo de distanciarse cada vez más de la ciudadanía.

Categorías
Comunicación política Política 2.0

IU plagia en las elecciones generales el slogan de C’s en las autonómicas ¡Rebélate!

El pasado viernes 14, el candidato de IU para las elecciones generales, Cayo Lara, y el responsable de la estrategia electoral de la coalición, Ramón Luque, han presentado su campaña para las elecciones generales del 20 de noviembre, bajo el lema ‘Rebélate’ (ver noticia). Pero este lema no es nuevo, ni original de IU, es exactamente el mismo slogan que Ciudadanos (C’s) utilizó en las últimas elecciones autonómicas catalanas del 28-nov.-10. ¿Casualidad? Difícil. En política, no suelen existir las casualidades, y sí las causalidades.

La campaña “¡Rebélate!” fue ideada por miembros del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, durante una reunión de “brainstorming” celebrada un fin de semana de septiembre en Sitges, y posteriormente se vió plasmada en el spot electoral (ver enlace video) que se presentó ante el público en el Teatro Romea, el 16-oct.-10 (ver enlace presentación). Un video que además logró el incuestionable record de ser el video político más visto en la historia española, superando las 600.000 visitas.

En política, como en tantas otras cosas, está mal visto copiar o plagiar a otros partidos, pues aunque los derechos de autor no están remunerados, ni los gestiona la SGAE, el uso de ideas ajenas sí que revela la falta de imaginación y de aportaciones propias, que si bien no es ilegal, carece de toda ética. Quizás los votantes de IU tengan mala memoria, o quizás el comité de campaña de IU confía en recoger los votos de Ciudadanos (C’s), pero las hemerotecas (y Google) se acuerdan de todo. Ahora bien, ya puestos a copiar, ¿no habría sido más productivo retomar el slogan “Por el cambio” del PSOE en el 82? ¡Si ya casi nadie se acuerda de aquello, y les dió la mayoría absoluta!

En realidad, no es la primera vez que un partido copia las ideas de otro, hay numerosos antecedentes, como los siguientes:

  • El PSOE de Canarias presentó un programa electoral para las autonómicas del 2007 plagiado íntegramente al de Ciudadanos (C’s) de las autonómicas catalanas del 2006. El candidato López Aguilar reconoció el plagio, cesó al responsable y pidió disculpas a C’s (ver noticia en EL PAIS).

  • En 2009, en la campaña de las europeas, UPyD reprodujo en su blog la imagen de un superman con el logo y colores de su partido, idea que ya Ciudadanos había utilizado en las elecciones generales de 2008, con una imagen cedida por el artista italiano Andrea Rauch en dic.-07. El cartel fue producto de un encargo de la Federación de Barcelona-ciudad al diseñador Andrea Rauch, autor de obra expuesta en el MOMA de Nueva York y en el Museo de la Publicidad de París. C´s lo imprimió como folleto y posteriormente fue llevado a los expositores del metro.

  • Posteriormente, para las autonómicas catalanas de 2010, las Juventudes del PSC volvieron a recopiar la ya copiada idea de superman, pero ahora transformado en Montilla, el “increíble hombre normal” (Ver noticia en: e-noticies).
  • Por otro lado, el PPC, que nunca había defendido el bilingüismo en Cataluña de manera decidida, y que no había incluido propuesta alguna en sus programas electorales, se apunta ahora al carro del trilingüismo y copia lo que Ciudadanos venía presentando como propuesta de modelo educativo en sus programas desde el año 2006 (ver video, a partir del minuto 25).

  • En oct.-2008, el cartel de las NNGG del PP, contra ZP: “Zapatero nos deja en pelotaz”, se inspiraba claramente en el primer cartel de Ciudadanos (C’s) para las autonómicas de 2006, en el que aparecía desnudo Albert Rivera, presidente del partido (ver noticia en e-noticies, Girona Noticies).
  • Otros candidatos tomaron también prestada la idea del desnudo en el cartel electoral: Alfonso Hernández, candidato a la alcaldía en Maracaibo (Venezuela), si bien le acarreó algunos problemas (ver noticias en blogs y en prensa venezolana); Wilfrido Salazar, en Zacatecas (México); y el candidato municipal Juan Barranco, en Fuenlabrada (Madrid).

Como conclusión, vemos que lo que tienen en común todos estos casos es el origen: Ciudadanos (C’s), un partido pequeño, joven (fundado en 2006), surgido a partir de un movimiento ciudadano, con implantación autonómica y municipal, con escasos recursos, pero con grandes ideas y valores, que otros “toman prestadas” como referentes, y que al menos se merecería ese reconocimiento.

En alguna ocasión he escuchado a Albert Rivera que las ideas de C’s son tan válidas que muchos otros las copian, y que ojalá las llevasen a cabo quienes puedan hacerlo. “Nacimos para dejar de existir”, dice. “Ojalá algún día todos los partidos se hayan renovado, tengamos una nueva ley electoral, se respeten las leyes, y en Cataluña se abra una nueva etapa de apertura al resto de España”. Al fin y al cabo, el objetivo final es que se apliquen sus propuestas, incluso aunque lo hagan otros.

En todo caso, siempre he preferido los originales antes que las copias o imitaciones. Creo que los votantes se merecen que los partidos se tomen un cierto esfuerzo por aportarles algo nuevo y auténtico, tanto en sus campañas como en sus propuestas de acción política.

Luis Fernández del Campo